miércoles, 22 de junio de 2016

¿Cómo las princesas Disney influyen en que las niñas no estudien matemáticas?

¿Cómo las princesas Disney influyen en que las niñas no estudien matemáticas?

Los resultados de un experimento científico revelan que los estándares de comportamiento que promueven los dibujos animados de Disney limitan el desarrollo de las niñas.

Un equipo de psicólogos encabezado por la profesora Sarah Coyne de la Universidad Brigham Young, de EE.UU., llegaron a la conclusión de que las princesas de Disney contribuyen a crear en los niños estereotipos de género.

En un artículo publicado en la revista científica 'Child Development' los psicólogos explican los resultados de su experimento, en el que participaron 198 niños de edad preescolar de ambos sexos.

Los psicólogos pusieron juguetes infantiles en tres grupos: los 'típicos' de niñas, de niños y neutros, de entre los cuales los niños tenían que elegir con cuál jugar. En el primer conjunto había muñecas, en el segundo podían encontrar robots y muñecos de acción, y en el grupo de los juguetes 'neutros' había rompecabezas y diferentes objetos para dibujo.

Los psicólogos también pidieron a los padres información sobre el comportamiento de sus hijos y sobre la frecuencia con la que estos veían dibujos animados de Disney con princesas y resultó que casi el 96% de las niñas y el 87% de los niños veían producciones de Disney de manera regular. Durante el experimento el 61% de las niñas y solo el 4% de niños eligieron jugar con muñecas de princesas de Disney.

Los psicólogos repitieron el experimento al cabo de un año y concluyeron que los estereotipos de género se habían asentado aún más en la mentalidad infantil.

Las niñas influidas por los esquemas que promueven los dibujos animados de Disney aceptan ciertas reglas de comportamiento para su sexo. Tienen miedo de mancharse, por ejemplo, lo que les impide explorar el mundo que les rodea. Aceptan a su corta edad que hay actividades propias de su sexo, lo que las limita en el futuro a la hora de estudiar ciencias naturales y matemáticas.

Coyne confiesa que el estudio ha cambiado la forma en la que habla con su hija y su modo de relacionarse con ella. "Ahora presto atención a cosas en las que antes no me fijaba", asegura.

RT

Compartir

0 comentarios: