jueves, 30 de junio de 2016

El juez que "perdonó" al violador de Stanford castiga mucho más duro a un latino por el mismo crimen

El juez que "perdonó" al violador de Stanford castiga mucho más duro a un latino por el mismo crimen

Esta diferencia de criterio ha provocado la creación de una iniciativa, que ya cuenta con más de 1.250.000 firmas, para apartar al magistrado de su puesto.

El juez Aaron Persky, que condenó a Brock Turner —quien fuera estudiante y atleta de la Universidad de Stanford (California, Estados Unidos)— a seis meses de prisión por abuso sexual, ha sentenciado a Raúl Ramírez, un inmigrante de El Salvador, a pasar tres años en la cárcel por un delito similar.

Esta diferencia de criterio ha despertado polémica y ha provocado la creación de una iniciativa, que ya cuenta con más de 1.250.000 firmas, para apartar al magistrado de su puesto, informa 'The Guardian'.

Un blanco y un latino: el mismo juez, penas distintas


En enero de 2015, Brock Turner fue sorprendido mientras abusaba de una mujer inconsciente al lado de una fraternidad de su universidad. Aunque intentó huir, el acusado reconoció los hechos, pero alegó que habían sido prácticas sexuales consensuadas.

Por su parte, Ramírez entregó una carta de amor a su compañera de piso, entró en su habitación, la abusó y, tras cinco o 10 minutos, se detuvo cuando ella comenzó a llorar.

Ramírez aceptó su culpa y pidió perdón, Turner no


Durante su juicio, el estadounidense escribió una carta de disculpas que, en realidad, achacó sus actos a la 'cultura de tomar en las fiestas' y, de hecho, nunca asumió su responsabilidad, denuncia 'Fusion'.

Por otro lado, el salvadoreño fue arrestado en su domicilio en noviembre de 2014, después de que su compañera de piso llamara a las autoridades que había abusado de ella. Los informes policiales indican que "supo que lo que hizo estaba mal y quiso pedir perdón".

30 meses más de cárcel


El jurado no creyó la versión de Turner y le condenó por asalto con intento de violación a una mujer ebria y otros delitos sexuales, para los que la pena mínima es de dos años de la cárcel. Pese a ello, el juez Persky lo condenó a seis meses de prisión porque ese periodo le causaría un "grave impacto". Al final, solo estuvo encerrado tres meses.

Estos días, el mismo magistrado negocia un acuerdo con Ramírez, que prevé que pase entre rejas 30 meces más que Turner. El problema no es que el salvadoreño reciba demasiada condena, sino que el otro caso resulta "anómalo", estima el exabogado público de Ramírez.

En EE.UU. las condenas de los blancos son más cortas


Estos hechos no resultan tan sorprendentes si se tiene en cuenta que la disparidad en la gravedad de los castigos por los mismos crímenes que reciben los blancos y las personas de otros grupos étnicos en Estados Unidos, según acreditan diversos estudios.

Uno de los factores que contribuyen a esa estadística es que, normalmente, las personas de raza blanca se pueden permitir mejores abogados debido a que suelen tener una posición económica más acomodada, según un estudio de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

RT

Compartir

0 comentarios: