martes, 14 de junio de 2016

Impulsor de impechment contra Rousseff sería suspendido 10 años

Impulsor de impechment contra Rousseff sería suspendido 10 años

Los fiscales brasileños solicitaron suspender, durante diez años, todos los derechos políticos de Eduardo Cunha, por ser "beneficiario directo" de la trama de corrupción de Petrobras.

Según informaron el lunes fuentes locales, la Fiscalía del estado de Paraná (sur) pidió al Supremo Tribunal Federal (STF) suspender al expresidente de la Cámara de Diputados de Brasil Eduardo Cunha, por irregularidades administrativas.

"Sin embargo, aunque Cunha ostente el mandato en el Congreso Nacional, el proceso y el juicio por actos de irregularidades administrativas se tramita en primera instancia", señaló la Fiscalía, para luego solicitar la devolución de los 5,76 millones de dólares con los que el político se habría enriquecido de forma "ilícita".

Sin embargo, aunque Cunha ostente el mandato en el Congreso Nacional, el proceso y el juicio por actos de irregularidades administrativas se tramita en primera instancia", señaló la Fiscalía de Brasil

Cunha —figura clave en el impulso del impeachment contra la suspendida presidenta brasileña Dilma Rousseff— fue suspendido de su cargo de presidente de la Cámara por el Supremo el pasado mayo, por ser acusado de malversación millonaria en el movimiento de cuentas ocultas de bancos suizos y no declaradas, así como por presunta obstrucción a la Justicia para esclarecer el caso de corrupción de Petrobras.

Fuentes fiscales revelaron que el suspendido presidente de la Cámara Baja, supuestamente, compró el 50 por ciento de los derechos de exploración de petróleo en el bloque cuatro en Benín, África, y aseguraron que patrocinó el lavado de dinero en el extranjero.

También indicaron que existen evidencias de enriquecimiento ilícito parlamentario por el movimiento de grandes cantidades de dinero entre cuentas de las empresas con él relacionadas, que nunca fueron declaradas a las autoridades competentes.

A estas graves imputaciones a las que se enfrenta Cunha, ahora se suma otra sobre unas cuentas secretas que posee en Uruguay con dinero proveniente de sobornos.

Cunha negó todas las acusaciones en su contra y aseguró que se trata de un complot para dañar su imagen.

La solicitud de la Fiscalía al Tribunal Federal también implica a la esposa de Cunha, Claudia Cordeiro Cruz, ya que considera que realizó una serie de gastos "absolutamente incompatibles con los ingresos lícitos declarados por el parlamentario y su compañera".

Hispantv

Compartir

0 comentarios: