jueves, 7 de julio de 2016

Dimite ministro porteño tras negar desaparecidos de dictadura

Dimite ministro porteño tras negar desaparecidos de dictadura

El ministro de Cultura de Buenos Aires, Darío Lopérfido, presentó su renuncia tras desatar polémica por cuestionar la cifra de desaparecidos durante la dictadura en Argentina.

Lopérfido presentó el miércoles su renuncia ante el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, tras críticas recibidas durante seis meses desde que negó que la cifra de 30 mil desaparecidos, sostenida por los organismos de derechos humanos, perteneciera a la última dictadura militar en Argentina (1976-1983).

Coincidimos con Darío en que era mejor que se concentre en la dirección artística del Teatro Colón, trabajando con la directora general, María Victoria Alcaraz", dijo el jefe del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

Según informó mediante un comunicado el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, el citado continuará vinculado a la capital argentina como director artístico del Teatro Colón, cargo que ejerce desde febrero de 2015, según informó el Gobierno de la ciudad en un comunicado.

A su vez el jefe de Gobierno de la capital, Horacio Rodríguez Larreta, declaró que "Coincidimos con Darío en que era mejor que se concentre en la dirección artística del Teatro Colón, trabajando con la directora general, María Victoria Alcaraz", para luego indicar que en los "próximos días" dirán quién es el nuevo titular de la cartera de Cultura.

El a partir de ahora exministro al poner en duda la cifra de desaparecidos aseguró además que "Argentina es un país con una historia violenta, pero no más violenta que en otros países" y criticó a los Montoneros, la guerrilla de la década de los setenta.

Representantes de derechos humanos en el país repudiaron inmediatamente sus afirmaciones, diversas organizaciones sociales, culturales y civiles exigieron su dimisión e incluso directivos, profesores, alumnos y padres de varias escuelas de la ciudad lo declararon "persona no grata".

Cabe recordar que durante la dictadura militar en Argentina, miles de opositores políticos fueron detenidos, torturados y asesinados en prisiones y campos de detención clandestinos. Entre ellos las mujeres embarazadas detenidas fueron separadas de los demás, en situaciones desoladoras. Estas mujeres fueron asesinadas o desaparecidas después de dar a luz a sus bebés y los recién nacidos fueron considerados como botines de guerra para el Ejército.

Hispantv

Compartir

0 comentarios: