viernes, 22 de julio de 2016

España: 30.000 muertos siguen cobrando pensión mientras se agota la caja

España: 30.000 muertos siguen cobrando pensión mientras se agota la caja

Si estamos dos años más con esta política presupuestaria, el fondo de las pensiones desaparecerá", afirma contundente Octavio Granado (Burgos, 1959), ex secretario de Estado de la Seguridad Social entre 2004 y 2011.

Se trata de la conclusión más curiosa y una de las más preocupantes de las presentadas por el Tribunal de Cuentas en su Informe de Fiscalización correspondiente al año 2014: 29,321 personas que figuran como fallecidos seguían cobrando una pensión en 2014, y el 95% de ellas (27.860 personas) continuaban recibiendo ese pago en octubre de 2015. Éste error ha supuesto un gasto indebido de 25,3 millones de euros mensuales. O lo que es lo mismo: unos 300 millones de euros por año.

El Tribunal de Cuentas ha percibido esta irregularidad tras cruzar el histórico de fallecimientos registrados entre 1987 y agosto de 2015 con la nómina de pensiones de diciembre de 2014.

Sin embargo, la seguridad social cuestiona la validez de éstas conclusiones y las achaca a un posible error administrativo. Según informa el diario 'El País': "El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) alega que ha ido caso por caso y que al cruzar los beneficiarios de la prestación y los datos de decesos del INE que blande el Tribunal surge la sorpresa: en la gran mayoría de los "presuntos pensionistas fallecidos" sólo coincide el número del Documento Nacional de Identidad. Ni el nombre, ni ningún otro dato. Es decir, sostiene que hay un error a la hora de registrar los DNI. "Parece altamente probable que el error en la identificación por DNI se encuentre en el fichero de defunciones o, en todo caso, que se trate de duplicidades".

Deficiencias en el control


Lo que sí reconoce la Seguridad Social es que "la labor de control y detección de fallecimientos de pensionistas sigue haciéndose (paralelamente) de forma manual y por diversas vías desde las propias Direcciones Provinciales del INSS".

Éstas vías, según explica el diario 'Expansión', son cuatro: La primera, un intercambio diario de información sobre defunciones de la Seguridad Social con el Ministerio de Justicia. Un intercambio mensual de la misma información con el INE. Los propios controles que al respecto hace el Instituto Nacional de la Seguridad Social y, por último, los pensionistas residentes en el extranjero deben presentar anualmente su fe de vida en el consulado español del país que residan.

El Tribunal de Cuentas también señala que la Seguridad Social pierde dinero de las pensiones cobradas indebidamente cuando no hay control sobre las cuentas corrientes a las que se abonan. A este respecto, lamentan la falta de colaboración de las entidades bancarias. En 2013, en una carta que la Tesorería General de la Seguridad Social escribió a la patronal bancaria AEB, podía leerse "algunas entidades financieras están incumpliendo la obligación de devolver a la Seguridad Social, las cantidades abonadas en las cuentas corrientes de los fallecidos".

Cada vez queda menos dinero en la caja


"Si estamos dos años más con esta política presupuestaria, el fondo de las pensiones desaparecerá" así lo decía Octavio Granado, ex secretario de Estado de la Seguridad Social entre 2004 y 2011.

"Antes de la crisis teníamos el fondo de reserva de la Seguridad Social sin utilizar y ahora, a este ritmo, lo que queda da para año y medio". Éstas palabras son de Juan Ignacio Crespo, el único economista español que supo prever la crisis de 2008.

Por lo que parece, quienes más saben de esto alertan sobre un peligro inminente, y lo achacan a una pésima gestión: "La Seguridad Social se ha dedicado a disminuir sus ingresos arbitrariamente. Por primera vez en la historia mundial de la protección social los ingresos bajan a pesar de que se crea empleo". explica Octavio Granado, en declaraciones al diario 'El País'. Y añade: "No estamos ante el apocalipsis, sino ante un problema de incompetencia en la gestión".

En este mismo més de Julio, la Seguridad Social ha necesitado recurrir al Fondo de Reserva en dos ocasiones. Una para hacer frente a la paga extraordinaria de julio, y para liquidar el IRPF de los pensionistas con Hacienda. Entre ambas disposiciones, el Ministerio de Empleo ha sacado 9.700 millones de la hucha de las pensiones.

En el Fondo de Reserva quedan ahora 24.207 millones de euros, una cantidad muy inferior los casi 67.000 millones que acumulaba en el momento de mayor ahorro. tal y como señalan las voces expertas, al ritmo que se está consumiendo la hucha de las pensiones, lo probable es que a finales del año que viene se agoten sus recursos y se tenga que recurrir a más fondos procedentes de impuestos para pagar las pensiones, ya que no es probable que en 2017 se haya cerrado el déficit.

RT

Compartir

0 comentarios: