viernes, 29 de julio de 2016

"Gobierno español pretende frenar el proceso soberanista de Cataluña a golpe de tribunal"

"Gobierno español pretende frenar el proceso soberanista de Cataluña a golpe de tribunal"

El Gobierno español ha pedido este viernes al TC que abra una vía penal contra la presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell.

Los motivos para este pedido son, según ha declarado la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, desobedecer las sentencias del Tribunal Constitucional (TC) e incurrir en un posible delito, además de ser "persona claramente implicada y afectada" en la dirección de una institución que vulnera "de manera flagrante el Estado de derecho y el orden constitucional".

Santamaría ha precisado que una de las cuestiones que el Gobierno solicitará al TC es que recoja "testimonio de particulares" para exigir la responsabilidad penal que pudiera corresponder a Carme Forcadell por incumplir la sentencia del 2 de diciembre de 2015 del alto tribunal, en la cual se anulaba el llamado "proceso de desconexión de Cataluña".

No estamos solo ante un desafío institucional, aquí hay un desacato ante el Tribunal Constitucional", enfatizó la vicepresidenta del Ejecutivo español, Soraya Sáenz Santamaría en conferencia de prensa.

La reciente resolución del Parlament sobre una vía unilateral hacia la independencia "no es sólo un desafío institucional, es un desacato al Tribunal Constitucional", ha remarcado la mandataria.

La vicepresidenta del Ejecutivo español ha señalado, además, que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, se ha puesto ya en contacto con los líderes del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), de Podemos y de Ciudadanos para comunicarles el contenido del incidente de ejecución visto en Consejo de Ministros.

La dirigente popular subraya asimismo que el Constitucional deberá discernir sobre la gravedad de que "una institución y sus miembros se quieran poner por encima de la voluntad de todos los españoles".

Carme Forcadell, por su parte, ha respondido a la petición del Gobierno acusándolo de querer "coartar la libertad de expresión" del Parlamento regional y sus diputados, y calificando de "profundamente antidemocrático" que se quiera inhabilitarla.

La presidenta de la Cámara catalana ha señalado, además, que la decisión del Gobierno central no servirá para resolver la cuestión catalana. A su juicio, resulta "muy triste" que el Estado pretenda frenar el proceso soberanista "a golpe de tribunal".

Según Forcadell, ella se limitó a "hacer lo que tenía que hacer". "No se puede pedir ni a la presidenta del Parlament ni a nadie que renuncie a sus ideas", ha dicho.

hispantv

Compartir

0 comentarios: