sábado, 9 de julio de 2016

Goldman Sachs contrata al corresponsable de la invasión a Irak con informes falsos

Goldman Sachs contrata al corresponsable de la invasión a Irak con informes falsos

La gigantesca banca estadounidense, acusada por el propio gobierno de EE.UU. por fraude, "rescata" al expresidente de la Comisión Europea, Juan Manuel Durao Barroso.

Como si la hidra financiera no tuviera suficiente, va por más. El gigante norteamericano Goldman Sachs anunció que en su plana mayor estará Juan Manuel Durao Barroso, quien dirigió por diez años Comisión Europea y fuecorresponsable de apoyar la invasión a Irak bajo informes falsos.

Durao Barroso, salpicado recientemente en el caso Chilcot, fue "salvado" por la banca de inversiones. Y vaya que Goldman Sachs tiene en rescates: en 2008, después de haber desatado la crisis económica mundial por la venta de bonos basura, la firma acusada de fraude por la propia Comisión del Mercado de Valores de EE.UU. tuvo acceso a 10.000 millones de dólares del gobierno norteamericano, que prefirió destinar sus recursos a salvar a la élite que provocó el colapso del sistema financiero.

Según refiere 'Financial Times' (FT), el también ex primer ministro de Portugal se desempeñará como presidente no ejecutivo de la firma. Las buenas noticias para el miembro del Club de Azores, que tejió una red de mentiras para invadir Irak en 2003, no paran: también será consultor de la firma apenas dos semanas después del referendo que avaló la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

"Su perspectiva, juicio y consejo aportarán gran valor al consejo de GSI, Goldman Sachs, así como a nuestros accionistas y a nuestra gente", indicó la entidad, refiere 'El Diario' de España.

En declaraciones a FT, el luso aseguró que hará lo que esté a su alcance para "mitigar" los efectos negativos de la consulta británica que ha puesto a temblar a los bancos estadounidenses ante la posibilidad de que el Reino Unido pierda acceso al mercado único. La migración en Londres podría ser gigantesca.

Por el tono de sus palabras, Durao Barroso se sentía feliz: "Conozco bien la Unión Europea y también relativamente bien el entorno del Reino Unido (...) estoy listo para ayudar", dijo citado por el rotativo español.

La movida de Goldman Sachs no sorprende. Su apodo de "hidra" financiera, recuerda la BBC, lo ha obtenido gracias a la capacidad que tiene para infiltrar gobiernos y pescar (o promover) sus fichas ejecutivas en la burocracia estatal. La historia reciente así lo confirma: en su plana mayor ha contado con figuras como Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo; Mario Monti, primer ministro de Italia; Peter Sutherland, procurador general de Irlanda; o Lucas Papademos, primer ministro de Grecia.

En el caso de Grecia, sólo por nombrar uno reciente, involucró al menos a dos de la lista anterior. Draghi fue vicepresidente de GS para Europa entre 2002 y 2005, encargado y asociado de las "empresas y países soberanos", el departamento que antes de su llegada ayudó a Grecia a maquillar sus cuentas con 'swaps' de deuda soberana. Papademos fue gobernador del Banco Central de ese país entre 1994 y 2002, y también retocó las cuentas públicas de ese país con ayuda de la firma norteamericana, refiere 'El Confidencial'. El default habla por ellos.

Así, Durao Barroso se "escurre" del deshonroso Club de Azores mientras el informe Chilcot hurga en el lodazal de la invasión a Irak, y entra en el exclusivo 'team' de "los hombres de Goldman Sachs" que se ufanan de ganar, en promedio, un monto de seis cifras. En la banca siempre se cae de pie.

RT

Compartir

0 comentarios: