sábado, 16 de julio de 2016

Japón y China se reúnen mientras aumentan las tensiones marítimas en el este de Asia

Japón y China se reúnen mientras aumentan las tensiones marítimas en el este de Asia

El primer ministro chino, Li Keqiang, y su homólogo japonés, Shinzo Abe, trataron asuntos relativos al mar de la China Meridional y las relaciones bilaterales.

Las autoridades de los dos países mantuvieron el viernes un encuentro al margen de la Cumbre Asia-Europa, realizada en Ulán Bator (capital de Mongolia), tan solo tres días después de que la Corte Permanente de Arbitraje (CPA) de La Haya dejara a China sin base legal para su expansionismo marítimo y diera la razón a Filipinas.

Durante el encuentro, Abe, que su país mantiene disputas con Pekín por las islas Diaoyu —en chino; Senkaku en japonés—, en el mar de la China Meridional, apoyó la decisión de la referida corte.

Las tensiones entre China y Japón se intensificaron en 2012 después de que el Gobierno japonés nacionalizara tres de las islas que llama Senkaku en el mar de la China Meridional.


El premier japonés, en alusión al fallo emitido el martes por La Haya, aseguró que “se debe respetar un orden internacional basado en las leyes” y remarcó a su homólogo chino “la conocida postura de Japón hasta la fecha”, sin dar más detalles al respecto.

En respuesta, China advirtió a Japón de que no intervenga en los asuntos relativos al mar de la China Meridional.

A continuación los dos premieres conversaron acerca de las relaciones bilaterales de Japón y China, señalando que, en los últimos años, no han aumentado debido a las continuas subidas y bajadas que han experimentado.

El Gobierno de Pekín reclama como suyo casi un 90 % del territorio en litigio en el mar de China Meridional, una región con muchos recursos naturales y crucial para el comercio mundial, en detrimento de otros países como Vietnam, Filipinas, Malasia y Brunéi. Por lo tanto, ordenó en mayo del 2015 la construcción de islas artificiales en esa zona.

El Tribunal de La Haya concluyó el martes que China no tiene "derechos históricos" sobre los territorios en disputa en el mar de la China Meridional. Pekín, por su parte, rechazó la sentencia y advirtió que sus Fuerzas Armadas defenderán los intereses del país.

hispantv

Compartir

0 comentarios: