martes, 5 de julio de 2016

"Les extraían los órganos y los vendían": confesiones de un extraficante de refugiados africanos

"Les extraían los órganos y los vendían": confesiones de un extraficante de refugiados africanos

Los órganos, cuyo precio podía alcanzar los 15.000 dólares, se extraían a aquellos que no sobrevivían su viaje a Europa.

"En ocasiones los migrantes no tienen dinero para costear el viaje. Me dijeron que a los que no pueden pagar los llevan a los egipcios, que los matan y venden sus órganos en Egipto por 15.000 dólares".

Es el momento más estremecedor del testimonio de Nuredin Atta Wehabrebi, un traficante de personas arrepentido sentenciado a cinco años por un tribunal italiano el año pasado.

A partir de su testimonio el fiscal de Palermo ordenó el arresto de 38 personas acusadas de tráfico organizado ilegal de personas y otros delitos, informó el diario italiano 'Corriere della Sera'.

El grupo criminal al que pertenecía Wehabrebi realizó al menos seis desembarcos de inmigrantes sin papeles a Palermo (Sicilia) solo durante el verano boreal de 2015, llevando a más de 4.000 refugiados.

"Los criminales los transportaron por mar, los ayudaron a evitar los puestos primarios de control migratorio y los trasladaron a Roma y Milán, y de ahí los migrantes partieron hacia sus destinos finales: Alemania, los Países bajos y Escandinavia", escribe el medio.

Otro método, menos arriesgado, que utilizaba el grupo criminal para introducir a inmigrantes a Europa era a través de la reunificación ficticia de familias. Se contraían matrimonios con extranjeros que se encontraban en Italia legalmente. Este método es el más seguro y, consecuentemente, más caro, asequible solo para los migrantes más adinerados. Uno de estos matrimonios ficticios cuesta entre 10.000 y 15.000 euros.

La red criminal tenía su sede en una tienda de perfumes situada cerca de la estación Termini de Roma.

La Policía logró rastrear el flujo de dinero e incautarse de 526.000 euros y 25.000 dólares en efectivo el mes pasado junto con centenares de cuentas bancarias a nombre de ciudadanos extranjeros. Se cree que el beneficio obtenido del tráfico de personas era reinvertido en la importación ilegal de drogas desde Etiopía.

Según un informe de Europol e Interpol, las redes criminales ganaron entre 5.000 y 6.000 millonesde dólares en el contrabando de personas a la UE en 2015. Es uno de los negocios ilegales más lucrativos en Europa e implica a ciudadanos de más de 100 países.

RT

Compartir

0 comentarios: