martes, 19 de julio de 2016

Maduro amenaza con prisión a representantes de una empresa de EEUU

Maduro amenaza con prisión a representantes de una empresa de EEUU

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha prometido “mano de hierro” para aquellos que sean responsables de dañar la capacidad productiva del país.

“Los que han sido responsables de dañar la capacidad productiva de empresas públicas socialistas tienen que pagarlo. Es más, debemos tener más exigencia y mano dura, de hierro, con los que le dimos empresas publicas y las llevaron a niveles de fracaso que con los propios sectores privados, que también hay que ser muy exigente”, advirtió el lunes Maduro desde el Palacio presidencial de Miraflores, al hacer un balance de un plan para mitigar la escasez de alimentos y bienes básicos.

El mandatario bolivariano también criticó el descalabro actual de las miles de empresas públicas en Venezuela, acusando a los opositores de intentar debilitar a los gobiernos chavistas.

Los que han sido responsables de dañar la capacidad productiva de empresas públicas socialistas tienen que pagarlo. Es más, debemos tener más exigencia y mano dura, de hierro, con los que le dimos empresas publicas y las llevaron a niveles de fracaso que con los propios sectores privados, que también hay que ser muy exigente”, según indicó el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Asimismo, amenazó con encarcelar a los representantes de la empresa estadounidense Kimberly-Clark por cesar las operaciones en el país y violar los derechos de un millar de trabajadores venezolanos.

"Irán presos quienes tengan que ir presos, estén donde estén, porque los vamos a solicitar por código rojo" de la Interpol (Organización Internacional de Policía Criminal), advirtió Maduro, agregando que los directivos de la citada compañía aseguraron al personal haberle depositado en sus cuentas bancarias "dinero de las prestaciones sociales, pero era mentira".

Cabe mencionar que después de que la multinacional detuviera sus operaciones hace dos semanas, alegando carencia de materias primas y deterioro de las condiciones económicas en el país sudamericano, Maduro no tardó en reaccionar y ordenó el lunes la ocupación de la empresa estadounidense, que entregó a los trabajadores venezolanos.

De igual modo, en otra parte de sus declaraciones, Maduro llamó a todo el pueblo venezolano a incrementar el trabajo para sustituir la dependencia petrolera y de las importaciones, impulsando la producción nacional.

Según un informe publicado por Fedecámaras, principal gremio empresarial en Venezuela, el 85 % de la industria estaba paralizada en mayo pasado por falta de materias primas, lo que recrudeció el desabastecimiento, agravado por la caída de los precios del crudo.

En estos momentos, el país bolivariano enfrenta una inflación de más del 180 %, la más alta del mundo y que podría alcanzar en 2017 el 2200 %, de acuerdo con pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Hispantv

Compartir

0 comentarios: