lunes, 11 de julio de 2016

Obama asistirá a funeral de los policías muertos en Dallas

Obama asistirá a funeral de los policías muertos en Dallas

El mandatario acortó su viaje a España para regresar a Estados Unidos en medio de las manifestaciones que sacuden al país por las tensiones entre afroamericanos y policías.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, asistirá este martes al funeral de los cinco policías muertos en un tiroteo en Dallas, Texas, el jueves pasado.

"Por invitación del alcalde de Dallas, Mike Rawlings, el presidente viajará a Dallas, Texas, para pronunciar un discurso en homenaje a las víctimas en el Morton H. Meyerson Symphony Center en el que participarán las familias", confirmó el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en un comunicado.

Al homenaje también asistirán el expresidente George W.Bush y el vicepresidente, Joseph Biden.

Obama acortó su viaje a España, de dos días a uno, y llegó al Estados Unidos este lunes en medio del conflicto racial que se intensificó tras el asesinato de dos afroamericanos a manos de agentes de la policía y el posterior tiroteo en Dallas perpetrado por Micah Xavier Johnson, quien sirvió en la invasión de EE.UU. a Afganistán.

Se tiene previsto que el mandatario pronuncie un discurso y se reúna en privado con los familiares de las víctimas.

Según The Washington Post durante el 2016 han fallecido 509 personas a manos de la policía en Estados Unidos. Del total de fallecidos 123 eran afroamericanos, 72 latinos y 69 pertenecen a otras minorías, y 282 de la muertes fueron causadas por el uso de armas de fuego.

En contexto:

El 6 de julio un policía de Falcon Heights (Minnesota) asesinó a Philando Castile, un afroamericano de 32 años. Un día antes, Alton Sterling, un hombre de 37 años que vendía CDs en la localidad de Baton Rouge, Luisiana, murió a manos de dos agentes que le dispararon cuando ya había sido reducido.

Ambos incidentes fueron grabados por testigos y las imágenes se difundieron ampliamente en las redes sociales.

Estos dos últimos sucesos agravaron la herida racial del país y la desconfianza de las minorías hacia las fuerzas policiales y desataron una nueva ola de movilizaciones pacíficas en contra de la brutalidad y la represión policial.

El jueves el francotirador de Dallas, Texas, identificado como Michan X. Johnson, de 25 años, perpetró un tiroteo que dejó cinco policías muertos y nueve heridos. El atacante no tenía antecedentes penales ni vínculos con el terrorismo, pero sí prestó servicios en el ejército durante la invasión de Estados Unidos (EE.UU.) en Afganistán.

Antes de ser abatido Johnson dijo que "solo quería matar a gente blanca, especialmente a agentes de policías blancos".

Telesurtv

Compartir

0 comentarios: