lunes, 25 de julio de 2016

Rusia y EEUU reducen diferencias en definición de grupos terroristas en Siria

Rusia y EEUU reducen diferencias en definición de grupos terroristas en Siria

Rusia y EE.UU. acercan sus posturas a la hora de definir a los grupos terroristas radicados en Siria, señala un legislador ruso.

“Sus diferencias se están reduciendo. Todavía no lo hemos logrado, pero ya se está celebrando una conversación sustancial sobre el tema que nos faltaba antes. Esto es un proceso muy difícil”, ha anunciado el presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Consejo de la Federación de Rusia, Konstantin Kosachev, en declaraciones publicadas este lunes por el diario local Izvestiya.

Sus diferencias se están reduciendo. Todavía no lo hemos logrado, pero ya se está celebrando una conversación sustancial sobre el tema que nos faltaba antes. Esto es un proceso muy difícil”, afirma el presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Consejo de la Federación de Rusia, Konstantin Kosachev.

Kosachev también ha descartado la posibilidad de la formación de nuevas coaliciones en Siria sin una solicitud expresa del presidente sirio, Bashar al-Asad, o una decisión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

Rusia busca que sus medidas y las acciones de sus socios en lo que se refiere al conflicto sirio se enmarquen en las leyes internacionales, ha remarcado.

“Existen dos circunstancias absolutas que permiten que determinada operación militar en territorio de un estado ajeno se mantenga en el marco de la legislación internacional; se trata de una decisión del CSNU o una solicitud directa de las autoridades legítimas del país”, ha recordado.

Según el responsable ruso, en caso de que se establezca determinada interacción entre Moscú y Washington, podrían tener lugar cambios en las posiciones de algunos países que integran la llamada coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe), lo que permitiría el logro de algún tipo de acuerdos en el marco del CSNU para facilitar el fin de la crisis siria.

Desde hace un lustro Siria vive sumida en un conflicto desencadenado por grupos armados y terroristas que han dejado unos 400.000 muertos, según estima el enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Siria, Staffan de Mistura.

Rusia y EE.UU. sostienen posturas contrapuestas sobre el conflicto; mientras Moscú apoya al legítimo Gobierno de Damasco, Washington intenta posibilitar el derrocamiento de Al-Asad, apoyando a ciertos grupos armados que considera “moderados”.

hispantv

Compartir

0 comentarios: