domingo, 24 de julio de 2016

Una jefa policial de Niza acusa al Ministerio francés de Interior de presiones para alterar informes

Una jefa policial de Niza acusa al Ministerio francés de Interior de presiones para alterar informes

La jefa de videovigilancia de Niza denuncia presiones del Ministerio del Interior galo para presentar informes falsos sobre la seguridad el día del atentado del camión.

“Me acosaron durante una hora, ordenándome que escribiera sobre posiciones de la Policía Nacional (PN) que yo no había visto en la pantalla”, cuenta la jefa del Centro de Supervisión Urbana (CSU) de Niza, Sandra Bertin, en una entrevista con el dominical francés Le Journal du Dimanche.

La agente relata cómo a las 22.33 (hora local) se detectó el camión que, el 14 de julio, arrolló a la muchedumbre que asistía a la fiesta nacional gala en el Paseo de los Ingleses de la ciudad del sur de Francia.

Me acosaron durante una hora, ordenándome que escribiera sobre posiciones de la Policía Nacional (PN) que yo no había visto en la pantalla”, dice la jefa del Centro de Supervisión Urbana (CSU) de Niza, Sandra Bertin.

Si los agentes municipales infiltrados de paisano hubiesen “estado armados como (sus) compañeros de la PN”, piensa Bertin, el camión hubiese sido detenido desde el principio. “No se pinchan los neumáticos de un camión con un revólver”, sentencia.

El día 15, el Ministerio del Interior envió al CSU nicense un delegado que exigió a la directora que señalase que había agentes de PN en lugares donde ella no los había visto o que, en su defecto, enviase un informe “modificable”. Con tal insistencia, que Bertin se vio obligada a “echar físicamente” al delegado del centro, y finalmente a enviar dos informes, uno en formato PDF modificable y otro no.


El presidente de Francia, François Hollande, y su ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, presiden en el Ministerio del Interior en París una ceremonia de homenaje a los muertos en el ataque con camión del 14 de julio en Niza (sur), 18 de julio de 2016.

El escándalo se suma a las críticas a las autoridades francesas, que han trascendido a nivel internacional, por ejercer presión sobre el Ayuntamiento de Niza y el mismo CSU para que eliminase “por completo” 24 horas de grabación de seis cámaras de seguridad en torno al ataque del día 14 para "evitar la difusión descontrolada de estas imágenes", que quedarían sólo en manos de la Policía Judicial.

El Consistorio se ha negado y el presidente de la región, el derechista Christian Estrosi, ha denunciado intentos oficiales de “borrar todas las huellas”, lo que constituiría delito, según el presidente del partido Unión Popular Republicana (UPR), François Asselineau.

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, ha anunciado su intención de abrir una querella contra Bertin por “difamación”.

El pasado 14 de julio, un camión con el franco-tunecino Mohamed Salmene Lahouaiej-Bouhlel al volante arrolló a decenas de personas en Niza, matando a 84. Las autoridades de París vincularon el ataque al terrorismo takirí, tras lo cual su responsabilidad fue asumida por la banda extremista EIIL (Daesh, en árabe).

hispantv

Compartir

0 comentarios: