lunes, 29 de agosto de 2016

Brasileños protestan frente al Senado en apoyo a Rousseff

Brasileños protestan frente al Senado en apoyo a Rousseff

Cientos de personas se congregan frente al Senado de Brasil para protestar por el juicio político contra la presidenta suspendida Dilma Rousseff.

Los manifestantes han reiterado este lunes que el juicio político busca terminar con los más de 13 años del Partido de los Trabajadores en el poder e instalar en su lugar a un gobierno “de las élites”.

En los alrededores del Congreso, sobre la monumental Explanada de los Ministerios en el corazón de Brasilia (la capital), los partidarios de Rousseff esperaban a la mandataria con flores y banderas, pero ella optó por una llegada más discreta y sólo saludó a unos pocos de sus simpatizantes al ingresar al subterráneo del edificio.

Los manifestantes se reunieron en un ambiente pacífico y alternaron muestras de apoyo a la líder del Partido de los Trabajadores (PT) con gritos contra el presidente interino Michel Temer y el expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha.

 La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, comparece ante Senado para defenderse de los cargos en su contra, 29 de agosto de 2016.

La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, comparece ante Senado para defenderse de los cargos en su contra, 29 de agosto de 2016.

Los adeptos de Rousseff planean seguir cerca del Congreso hasta la votación final sobre la destitución, que puede ocurrir entre martes y miércoles. Los manifestantes exhiben un espíritu irreductible. Luiz Saraiva, de 43 años, afirma a la AFP que todo el proceso contra la mandataria "es una farsa, un complot de la derecha".

El proceso de impeachment en contra de la mandataria apartada temporalmente del poder comenzó hace más de 270 días y, en esta jornada, la acusada ha acudido al plenario del Senado Federal para defenderse de las imputaciones y, a la vez, tratar de convencer a los pocos senadores indecisos que debe continuar en el cargo.

Rousseff ha denunciado ante el Senado de Brasil que su destitución constituiría un "golpe de Estado", el cual daría paso a "un gobierno usurpador". Asimismo ha cargado contra los senadores al argumentar que la van a juzgar por crímenes que no ha cometido, razón por la que rechaza los delitos que se le imputan, advirtiendo además que no está en juego su mandato, sino el respeto a las urnas y a la voluntad soberana del pueblo brasileño.

hispantv

Compartir

0 comentarios: