sábado, 20 de agosto de 2016

Cada 5 días muere un activista social en Colombia

Cada 5 días muere un activista social en Colombia

En lo que va de 2016 se han registrado 314 agresiones contra defensores de derechos humanos, y cada vez son más los asesinados.

En los primeros seis meses de 2016, en Colombia, cada dos días fueron agredidos dos defensores de derechos humanos, y cada cinco fue asesinado uno. A esta conclusión llegó el informe '¿Éste es el fin?', elaborado por el Sistema de Información sobre Agresiones contra Defensores de Derechos Humanos en Colombia (SIADDHH), de la organización Programa Somos Defensores.

Pese al reciente acuerdo entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP) en el que ambos se comprometen al cese bilateral de hostilidades, esta realidad parece no alcanzar a los luchadores sociales.

Tras la firma de ese acuerdo, medios de comunicación y el presidente Juan Manuel Santos calificaron la acción como "el último día de la guerra", sin embargo, muchos miembros de juntas vecinales, sindicalistas, líderes indígenas, activistas ambientalistas o profesores en comunidades campesinas siguen siendo objetivo de violencia política, con un aumento en los índices de asesinatos de aquellos que defienden los DD.HH. en Colombia.

Según el informe de SIADDHH, en el primer semestre del año se registraron 314 agresiones, 35 de ellas culminaron en asesinatos, lo que representa un incremento del 3 por ciento con respecto al mismo período en 2015.

Asimismo, se conoció que unas 232, quedaron solo en amenazas, una disminución del 41 por ciento. Unas 21 agresiones se materializaron en atentados y se presentaron 13 detenciones arbitrarias, nueve casos de uso arbitrario del sistema penal, tres robos de información y un desaparecido.

En la mayoría de los casos, los presuntos responsables son: grupos paramilitares (con un 68 por ciento de participación), grupos desconocidos (con un 22) y agentes estatales (con un 10). Todos los presuntos responsables disminuyeron sus porcentajes de participación, menos las fuerzas de seguridad del Estado, que elevaron su participación de un 5 por ciento en 2015 (con 19 casos de agresión a defensores) a un 10 por ciento en 2016 (32 casos).

De los 35 asesinatos registrados este año, el 91 por ciento fueron a hombres, y el 9 por ciento a mujeres. En seis de ellos, los defensores habían sido amenazados previamente. En muchos de estos casos de homicidio, allegados de los defensores siguen siendo agredidos.

telesurtv

Compartir

0 comentarios: