lunes, 15 de agosto de 2016

Campesinos de Paraguay exigen renuncia de Horacio Cartes

Campesinos de Paraguay exigen renuncia de Horacio Cartes

Los manifestantes también exigieron la libertad de los labriegos condenados por el caso Curuguaty.

Grupos de campesinos de varias zonas del país y miembros de organizaciones políticas y sociales realizaron una multitudinaria manifestación este lunes para repudiar y exigir la renuncia del presidente de Paraguay, Horacio Cartes.

Tras cumplir tres años en el poder y en víspera del aniversario fundacional de Asunción, los protestantes se congregaron temprano ante el Palacio de Justicia y marcharon hasta la sede del Congreso Nacional.


Desde el punto de encuentro los manifestantes exigieron la libertad de los labriegos condenados por los sucesos del Curuguaty, donde 11 de ellos y seis agentes murieron durante una represión policial en 2012.

Sin embargo, el reclamo principal de la movilización fue la exigencia de la dimisión de Cartes, a quien acusan de "abadono, injusticia, falta de salud, precariedad en educación, falta de trabajo, de tierra".

Teodolina Villaba, dirigente de la Federación Nacional Campesina, expresó que el mandatario es responsable de una serie de irregularidades y de la muy mala administración de todo un país.


Para Elmo Rodríguez, coordinador del Congreso Democrático del Pueblo, una de las organizaciones convocantes, Cartes está reprobado como presidente de la República, pues "el país sigue en la miseria, en la falta de empleo".

En contexto

La masacre de Curuguaty ocurrida el 15 de junio de 2012 se produjo cuando un grupo policial paraguayo desalojó un colectivo de campesinos que ocupaban una finca para la producción agrícola, llamada Campos Morombu, a solicitud del Ministerio del Interior.

El proceso judicial concluido el pasado mes de julio se refirió exclusivamente a las muertes de los seis policías, mientras que el expediente por los 11 campesinos asesinados no ha avanzado y no hay ningún oficial de policía imputado por participar en estos hechos.

El campesino Rubén Villalba fue condenado a 30 años de cárcel más cinco años de medidas de seguridad, Luis Olmedo a 20 años y Arnaldo Quintana y Néstor Castro Benítez a 18 años.
También fueron declarados culpables Lucía Agüero, María Fany Olmedo y Dolores López, con sentencias de seis años de cárcel, mientras que Felipe Benítez Balmori, Adalberto Castro, Alcides Ramírez y Juan Tillería recibieron penas de cuatro años de prisión cada uno.

telesurtv

Compartir

0 comentarios: