jueves, 4 de agosto de 2016

Contaminantes emergentes pueden provocar diabetes y obesidad


Estas sustancias se incorporan a los alimentos por medio del líquido que se emplea en los riegos de los cultivos y por los empaques.

El académico de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Roeb García, señaló que la obesidad y la diabetes no solo son consecuencias de malos hábitos en la nutrición o por sedentarismo, también pueden ser provocados por contaminantes emergentes que llegan a través de los alimentos.

García explicó que en las aguas subterráneas de América Latina, hay contaminantes emergentes como trazas de aspirina, ibuprofeno, diclofenaco y carbamazepina, cuyos efectos pueden ser nocivos para la salud.

Asimismo señaló que, el ciclo se genera cuando una persona ingiere un medicamento y lo que el cuerpo no absorbe lo desecha por medio de la orina, lo cual se traslada a las aguas subterráneas.

Los contaminantes regresan a nuestra dieta porque el 90 por ciento de las aguas tratadas con los contaminantes se utilizan para riego, por lo que son absorbidos por los cultivos y los animales, puntualizó.

De igual forma detalló que los vestigios de las sustancias se introducen en el organismo por diferentes mecanismos que llegan al ADN.

Hay evidencias de que la exposición a esas sustancias incrementa el riesgo de padecer obesidad y diabetes e incluso otras enfermedades, indicó.

El académico informó que en la Facultad de Química de la UNAM se impulsan tres líneas de investigación, a fin de encontrar respuestas a varias preguntas, entre ellas qué grados de exposición representan un peligro.

telesurtv

Compartir

0 comentarios: