sábado, 13 de agosto de 2016

Despiden a 81 mil funcionarios públicos tras intentona en Turquía

Despiden a 81 mil funcionarios públicos tras intentona en Turquía

Sobre los funcionarios suspendidos pesa la sospecha de mantener lazos con la cofradía del predicador Fethullah Gülen, exiliado en Estados Unidos y al que Ankara acusa de haber instigado el golpe.

Más de 81 mil funcionarios del sector público de Turquía han sido despedidos o suspendidos de sus cargos a raíz del fallido golpe militar del pasado 15 de julio, anunció este sábado el primer ministro turco, Binali Yildirim.

"Se ha suspendido del cargo a 76 mil 597 personas. Otros cuatro mil 897 fueron expulsados de su puesto de funcionario. De ellos, más de tres mil son militares, entre el resto hay tanto jueces como otros funcionarios civiles. Sumando suspendidos y expulsados, el total es de 81 mil 494 personas", detalló el mandatario.

Se conoció que sobre todos los funcionarios suspendidos pesa la sospecha de mantener lazos con la cofradía del predicador Fethullah Gülen, exiliado en Estados Unidos y al que Ankara acusa de haber instigado el golpe.

Yildirim, a través de un discurso transmitido por la cadena NTV, aseguró que los miembros de la cofradía "tienen redes de comunicación privadas que han creado ellos mismos".

"Han establecido una infraestructura de comunicación que no puede utilizar nadie más. En esta infraestructura de comunicación hay más de 50 mil nombres", indicó en su discurso el primer ministro.

Por otra parte la preocupación en numerosos sectores de la sociedad y la oposición izquierdista mantienen que, por ahora, la gran mayoría de los suspendidos son personas de ámbitos aparentemente cercanos a la cofradía.

De igual forma los funcionarios suspendidos dependen del Ministerio de Educación, que ha apartado del cargo a más de 15 mil 200 empleados, además de anular las licencias de 21 mil profesores.

En contexto

El primer ministro turco anunció que el ministerio de Justicia enviará toda la documentación necesaria a Washington pertinente a la solicitud oficial de la extradición de Gulen.
La noche del viernes 15 de julio, un grupo de militares intentó tomar el poder en Turquía bajo la justificación de la promesa de restablecer el orden constitucional y el Estado de Derecho de la nación.
Para los golpistas, con Erdogan reina el autoritarismo, los derechos humanos son pisoteados con regularidad y el Estado se vuelve cada vez menos secular.

telesurtv

Compartir

0 comentarios: