miércoles, 10 de agosto de 2016

EE.UU. desclasifica videos y fotos de sus pruebas nucleares más aterradoras

EE.UU. desclasifica videos y fotos de sus pruebas nucleares más aterradoras

Nuevos videos y fotografías de pruebas nucleares realizadas en julio de 1946 por Estados Unidos en el atolón Bikini, han sido desclasificados recientemente por el Archivo de Seguridad Nacional.

Hace poco más de 70 años, en julio de 1946, Estados Unidos realizó dos pruebas de armas atómicas en el atolón de Bikini en las Islas Marshall. Denominada como Operación Crossroads, fueron las primeras explosiones nucleares desde los bombardeos a Japón en agosto de 1945.


La segunda prueba de esta serie de explosiones, llamada Baker y llevada a cabo el 25 de julio, fue la más peligrosa, y además de destrucciones causó una enorme contaminación radiactiva a buques que estaban expuestos y produjo escenas icónicas. Algunas de estas imágenes fueron utilizadas posteriormente por el director de cine Stanley Kubrick en su filme 'Dr. Strangelove'.


Los nuevos documentos, publicados por el Archivo de Seguridad Nacional, arrojan luz sobre la Operación Crossroads, y ofrecen una galería de nuevos videos y fotografías jamás publicadas.

De acuerdo con el grupo de expertos designados por el Estado Mayor Conjunto de EE.UU. para evaluar los resultados de estas pruebas, el agua radiactiva 'levantada' por la explosión desde la laguna, hizo que los "buques contaminados se convirtieran en 'estufas radiactivas', y murieran calcinados todos los seres vivos [animales ubicados en los buques que eran sometidos a pruebas] por la mortal radiación".

La prueba Baker causó una verdadera crisis radiológica, porque el mando militar estadounidense asignó un equipo especial para llevar a cabo varias operaciones a bordo de buques sometidos a radiactividad. Stafford Warren, asesor de seguridad radiológica del grupo de trabajo, advirtió al almirante William Blandy sobre el peligro de estas actividades. Estas advertencias hicieron que Blandy detenga las actividades de descontaminación, pero resultó que muchas personas entre el personal militar y civil ya habían estado expuestas a sustancias radiactivas.

Mientras tanto, los observadores de la Comisión de las Naciones Unidas de Energía Atómica, incluyendo a dos de la Unión Soviética, vieron la Operación Crossroads desde una distancia segura.


Observador soviético Semión Alexándrov en compañía del secretagrio de la Marina de Guerra de EE.UU., James Forrestal, a bordo de la nave estagdounidense U.S.S. Panamint.NARA

Los documentos recientemente desclasificados arrojan luz sobre la atmósfera de la emergente Guerra Fría; Semión Petróvich Alexándrov, uno de los responsables de conseguir uranio para el proyecto nuclear soviético, afirmó a un científico estadounidense que el propósito de las pruebas en el atolón Bikini era "asustar a los soviéticos".

RT

Compartir

0 comentarios: