sábado, 27 de agosto de 2016

Iglesia católica rechaza bautizar a bebé con padrinazgo de Macri

Iglesia católica rechaza bautizar a bebé con padrinazgo de Macri

En Argentina, fue incumplida una antigua tradición cuando ninguna iglesia católica aceptó bautizar a un séptimo hijo con el padrinazgo del presidente Mauricio Macri.

Un curioso caso ocurrió en el departamento San Rafael, en la provincia occidental de Mendoza, con un matrimonio que quería bautizar a su séptimo hijo varón, pero que la iglesia impidió a Macri ser padrino del bebé, identificado como Tiziano.

Según la Ley de Padrinazgo Presidencial el séptimo niño de cada familia debe ser apadrinado por el presidente del país sudamericano. La tradición se remonta a varias décadas y tiene su origen en las creencias populares.

Todas me dijeron que no podían bautizarme a Tiziano porque su padrino el presidente Macri es divorciado y vive en concubinato (con la primera dama, Juliana Awada)", contó Natalia Alcalle, madre del niño.

Dicen que la tradición fue llevada a Argentina por los inmigrantes rusos, quienes creían que el séptimo hijo varón de una familia podía convertirse en un hombre lobo y la séptima mujer en una bruja, razón por la cual los séptimos hijos eran apadrinados por la emperatriz Catalina la Grande. En 1907, una familia rusa de inmigrantes pidió al entonces presidente, José Figueroa Alcorta, ser el padrino de su séptimo hijo. Así nació una tradición que fue convertida en ley por María Estela Martínez de Perón en 1974.

"Todas me dijeron que no podían bautizarme a Tiziano porque su padrino el presidente Macri es divorciado y vive en concubinato (con la primera dama, Juliana Awada)", contó Natalia Alcalle, madre del niño, según informó el viernes el rotativo Perfil.

Natalia Alcalle, madre del niño.

Natalia Alcalle, madre del niño.

Tras la negativa de todas las iglesias católicas, la madre decidió bautizar al niño de 4 meses en una iglesia no católica, el templo evangélico Vida y Paz, a cargo del pastor Víctor Doroschuk, que accedió sin fundamentalismos a abrirle una puerta mística a la criatura.

Hoy en día, el padrinazgo presidencial da al séptimo hijo, fuera varón o mujer, beneficios especiales, entre ellos un diploma y una beca de estudios para cubrir el valor de la educación básica del ahijado. La expresidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner se convirtió durante su mandato en madrina de más de 700 niños, según reporta el Diario Popular.

hispantv

Compartir

0 comentarios: