jueves, 18 de agosto de 2016

La Nación Navajo demanda a EE.UU. por el desastre ambiental que contaminó el río de las Ánimas

La Nación Navajo demanda a EE.UU. por el desastre ambiental que contaminó el río de las Ánimas

A un año del derrame de desechos tóxicos al río de las Ánimas, la Nación Navajo demandó a la Agencia de Protección Ambiental por haber sido responsable del desastre que causó severos daños al ecosistema.

La Nación Navajo, al suroeste de los EE.UU., demandó a la Agencia de Protección Ambiental norteamericana (EPA, por sus siglas en inglés) un año después que tres millones de aguas tóxicas contaminaran sus fuentes fluviales.

El se tornó amarillo por la contaminación, luego que fueran vertidos en sus cauces más de 3 millones de aguas residuales provenientes de una mina de oro abandonada en Colorado.


Residuos tóxicos de la Mina Rey de Oro son recolectados en una piscina en el Condado de San Juan, Colorado. 7 de agosto de 2015.Reuters

El incidente, que ha causado severos daños al ambiente en la zona, se produjo cuando trabajadores contratados por la EPA intentaron drenar el agua tóxica de la mina, pero una explosión hizo que se derramaran en el río grandes cantidades de arsénico, plomo y mercurio.

Los cauces que fluyen a través de Nuevo México, Utah y la Nación Navajo, a lo largo de 200 millas, están contaminados, lo que afecta el suministro de agua para las comunidades tribales, mata los peces y trastorna la vida silvestre.


Según las investigaciones preliminares publicadas en abril de este año, la Epa tenía la culpa del daño ambiental por haber perforado la zona para instalar tuberías de drenaje que ya enviaban pequeñas cantidades de aguas tóxicas al cauce del río Ánimas.

Sin embargo, hasta la fecha, los habitantes de la Nación Navajo aún no han sido compensados por el terrible impacto del derrame, destacó el presidente Russell Begaye. Los agricultores que trabajan en las riberas del río San Juan, que fluye desde Ánimas a través de Nuevo México y Utah, no pueden sostener sus cultivos ni alimentar el ganado.

Se estima que más de 100.000 personas, casi dos tercios de la población total de la comunidad indígena, dependían del agua del río para sus actividades diarias.

RT

Compartir

0 comentarios: