domingo, 14 de agosto de 2016

¿Para qué estudiar? Los factores que sacarán a EE.UU. de la crisis no incluyen a la educación

¿Para qué estudiar? Los factores que sacarán a EE.UU. de la crisis no incluyen a la educación

La solución parece estar en uno de los sectores más apartados, similar al plan de desarrollo del modelo chino. La buena noticia para muchos es no tendrán que seguir estudiando.

Expertos y políticos estadounidenses han definido una estrategia que permitiría alcanzar los índices económicos conseguidos antes de la crisis financiera global de 2008, según el análisis realizado por el portal de negocios Quartz. Una de las principales razones de la caída del PIB, según los especialistas, es la disminución de los recursos laborales debido al envejecimiento de la población económicamente activa y al incremento del desempleo. En otras palabras, muy poca gente está trabajando.

Anteriormente, la crisis se superaba incrementando el nivel educativo de los trabajadores —enviándolos a las universidades— pero parece que ese mecanismo ya no es el más adecuado. Esto se da gracias al nivel tecnológico alcanzado y debido a que en EE.UU. ya existe la cantidad necesaria de personal capacitado. Por otro lado, existe un alto índice de personas sin educación superior y de desempleo.

Calificar a estos no es la solución; para salir la crisis se necesita trabajar con tres principales factores: el capital (nuevas empresas, adquisición de nuevas máquinas, computadoras, etc.), recursos laborales (tanto en cantidad de empleados y su calificación) y tecnología. Una mayor inversión de capital —incluyendo los sectores de investigación, nuevas tecnologías y maquinarias— generarán nuevos puestos de trabajo donde pueden ubicarse aquellos trabajadores sin especialización.
Un modelo a seguir

Según los especialistas, en una economía donde todos utilizan máquinas de escribir, adquirir computadoras aumenta significativamente los niveles productivos. Lo mismo ocurre cuando las personas pasan de ser pequeños agricultores a trabajar en grandes fábricas, como ocurrió con el modelo de desarrollo de China que enfatizó su objetivo en la fuerza laboral sin educación y que llevó a un crecimiento sumamente rápido de la economía. Una forma 'efectiva' para el uso del capital.


Fue precisamente el capital y la educación lo que permitió a EE.UU. crecer económicamente después de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, los entendidos en la materia aseguran que el segundo factor ya no es tan importante en la actualidad. No es conveniente seguir educando a una población que ya tiene la cantidad de especialistas necesarios. En su lugar, los expertos señalan que las promesas políticas populistas que ofrecen subir los sueldos a los trabajadores podría dar buenos resultados, atrayendo a gente sin educación para llenar los puestos de trabajo que a su vez incrementarán los niveles económicos del país.

RT

Compartir

0 comentarios: