miércoles, 17 de agosto de 2016

Rousseff propone elecciones anticipadas por la democracia

Rousseff propone elecciones anticipadas por la democracia

"Necesitamos fortalecer la democracia en nuestro país y para eso es necesario que el Senado cierre el proceso de 'impeachment' en curso", afirmó la mandataria brasileña.

La presidenta constitucional de Brasil, Dilma Rousseff, propuso este martes un referendo sobre la realización de elecciones anticipadas para unir a un país agobiado por la recesión, señaló además que el juicio político en su contra es un golpe de Estado.

La propuesta de celebrar elecciones anticipadas surge por parte de la mandataria brasileña como única solución a la crisis política y económica que sufre el gigante suramericano.

“La restauración plena de la democracia requiere que la población decida cuál es el mejor camino para mejorar la gobernabilidad”, dijo Rousseff en una carta dirigida a los senadores y al pueblo brasileño.

Rousseff indicó que "necesitamos fortalecer la democracia en nuestro país y para eso es necesario que el Senado cierre el proceso de 'impeachment' en curso, reconociendo, ante las pruebas irrefutables, que no hay crimen de responsabilidad, que soy inocente".
El dato: Bajo el sistema electoral brasileño las elecciones presidenciales se realizan cada cuatro años y las próximas deberían efectuarse en el 2018.

Rousseff añadió que "no es legítimo, como quieren mis acusadores, apartar a un jefe de estado y de Gobierno por el conjunto de su obra. Quien aparta al presidente por el conjunto de su obra es el pueblo y sólo el pueblo en elecciones".

Por otra parte, la líder progresista reconoció errores de su gobierno y propuso un pacto que involucraría más diálogo con el Congreso, la sociedad y los sectores productivos.

La presidenta suspendida pidió a los senadores que no cometan la injusticia de condenarla por un crimen que no cometió, porque sostuvo que los actos de que se le acusan fueron legales.

"Resistí la cárcel y la tortura. Me gustaría no tener que resistir el fraude y la más infame injusticia", dijo la presidenta.

En contexto

El pasado miércoles 9 de agosto, el Senado brasileño dio otro paso hacia la destitución de la presidenta constitucional Dilma Rousseff, al aceptar, por 59 votos contra 21, la acusación sobre irregularidades fiscales en el presupuesto 2015.

La sesión, que duró más de 16 horas, enfrentó a los defensores del impeachment con los de Rousseff, mientras que en al menos 16 ciudades de Brasil se realizaron manifestaciones de grupos de izquierda que reclaman la salida de Michel Temer del gobierno, al que acusan de golpista.

Más del 25 por ciento de los brasileños tiene una opinión negativa del Gobierno de Temer y una mayoría quiere que se realicen nuevas elecciones este año, mostró una encuesta esta semana.

telesurtv

Compartir

0 comentarios: