lunes, 29 de agosto de 2016

Venezuela acusa a EEUU de preparar un golpe de Estado para jueves

Venezuela acusa a EEUU de preparar un golpe de Estado para jueves

El Gobierno venezolano acusa a EE.UU. de conspirar junto a la oposición para efectuar un golpe de Estado el próximo jueves en el marco de las movilizaciones de Caracas.

"Ha quedado en evidencia la marca y autoría del golpe de estado planificado para este venidero 1 de Septiembre de 2016 en Venezuela (...) en complicidad con la oposición antidemocrática y la derecha internacional", ha indicado este lunes el viceministerio de Exteriores para América del Norte de Venezuela, Bernardo Álvarez Herrera, en un comunicado.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha convocado una movilización para pedir al Consejo Nacional Electoral (CNE), que dé fecha para recolectar las firmas necesarias a fin de convocar el referendo revocatorio contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

La nota apostilla que la Administración de Barack Obama procura la inestabilidad de Venezuela y de la región para legitimar sus planes imperialistas contra la paz y el desarrollo de los pueblos de la zona.

Ha quedado en evidencia la marca y autoría del golpe de estado planificado para este venidero 1 de Septiembre de 2016 en Venezuela (...) en complicidad con la oposición antidemocrática y la derecha internacional", ha indicado este lunes el viceministerio de Exteriores para América del Norte de Venezuela, Bernardo Álvarez Herrera en un comunicado.

Tal como indica el texto, el plan pretende "reeditar el gravoso expediente de agresiones y muerte" del fallido golpe de Estado que en 2002 apartó brevemente del poder al antecesor del presidente Nicolás Maduro, el fallecido comandante Hugo Chávez Frías; episodio que el chavismo siempre ha responsabilizado a EE.UU.

La acusación del Gobierno chavista viene en reacción a unas declaraciones que hizo del portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, sobre el traslado del opositor venezolano Daniel Ceballos de su arresto domiciliario a una prisión de máxima seguridad.

El Departamento de Estado, en un comunicado, aseguraba que el traslado representa "un intento de intimidar y obstaculizar" el derecho de los venezolanos a manifestarse el 1 de septiembre, además de denunciar que el Estado de derecho en Venezuela se ha degradado considerablemente.

Desde Caracas han tildado los comentarios de "insolentes declaraciones" al considerar que EE.UU. pretende "dar órdenes a una nación libre, soberana e independiente, en franca violación de la legalidad internacional"

El presidente Maduro en muchas ocasiones ha acusado a Washington de realizar una campaña de desestabilización en el país suramericano mediante agresiones mediáticas,complots financieros y económicos y apoyar a la oposición en sus intentos por derrocarle y asumir el poder.

hispantv

Compartir

0 comentarios: