viernes, 9 de septiembre de 2016

Bienvenidos al Antropoceno: la época geológica forzada por el hombre

Bienvenidos al Antropoceno: la época geológica forzada por el hombre

El cambio se produjo tras la explosión de la bomba Trinity, durante la prueba nuclear realizada en 1945 en el desierto de Alamogordo, en Nuevo México.

Hace unos 12.000 años, después de la última glaciación, la tierra entró en una época geológica conocida como Holoceno. La temperatura se hizo más suave y la capa de hielo se derritió, lo que provocó un ascenso en el nivel del mar. Esto hizo, entre otras cosas, que Indonesia, Japón y Taiwán se separaran de Asia; Gran Bretaña, de la Europa continental; y Nueva Guinea y Tasmania, de Australia. Unas alteraciones que cambiaron para siempre el planeta.

La única especie humana que ha vivido en esta época ha sido el Homo Sapiens, que durante estos últimos milenios ha desarrollado la agricultura y la civilización, ocasionando importantes cambios en el medio ambiente. Así, los científicos creen que la Tierra superó alrededor de 1950 el Holoceno y que ha entrado en una nueva época geológica: el Antropoceno, en la que la actividad del hombre ha alterado notablemente la faz, la fauna y la atmósfera de la Tierra, y cuyo alcance y consecuencias son todavía imposibles de predecir.

Un cambio en el comportamiento global del planeta

Tras años de investigación, esta es la tesis expuesta por el Grupo de Trabajo sobre el Antropoceno (GTA), que por 34 votos a cero (con una abstención) apuestan por un cambio de designación de la actual época geológica. La propuesta se presentó oficialmente la semana pasada en el Congreso Internacional de Geología, celebrado en Sudáfrica. Ahora, solo queda reunir las pruebas definitivas que justifiquen el cambio de nombre.

Para determinar un cambio geológico distinto, la clave es identificar una señal inequívoca global del cambio planetario. Así, aunque inicialmente se propuso 1800 como fecha de inicio del Antropoceno, con la Revolución Industrial, se descartó porque su huella no llega por igual y al mismo tiempo a todo el planeta.

Ahora, los científicos establecen el cambio en los residuos radiactivos del plutonio y, por ello, esta época se situaría en la explosión de la bomba Trinity, durante la prueba nuclear realizada en 1945 en el desierto de Alamogordo, en Nuevo México. No obstante, como consecuencia de la explosión, las primeras evidencias de isótopos radiactivos en los sedimentos datan de 1952, la segunda fecha que el GTA baraja para establecer el punto de partida del Antropoceno.


RDS-1 fue la primera bomba atómica fabricada por la URSS (Unión Soviética). Fue detonada el 29 de agosto de 1949 en Semipalatinsk (Kazajistán).

Alteraciones de la nueva época

Entre las alteraciones de la nueva época destacan los traslados y modificaciones de miles de millones de toneladas de rocas, tierra, arena, piedra caliza o grava para la construcción de carreteras, vías de tren, hospitales, proyectos inmobiliarios o comerciales y aeropuertos. Estas nuevas superficies han creado los denominados estratos urbanos: masas de ladrillo, cemento, acero, vidrio o plástico fosilizables que con el paso del tiempo acaban siendo parte de la piel de la tierra.

Tampoco hay que olvidar las modificaciones que el ser humano ha llevado a cabo con animales y plantas, tanto en número, tamaño y estructura, como en su localización geográfica, y que definirán el aspecto y la composición de las últimas capas del planeta cuando sus huesos y restos se hayan petrificado.

También ha habido cambios importantes en los ciclos del carbono, el nitrógeno o el fósforo, provocados por el uso de pesticidas y otras sustancias químicas, que durante millones de años tendrán repercusiones en la composición de los estratos terrestres.

La Ría de Bilbao, una prueba de que el mundo ha cambiado

Una de las pruebas claras de que el planeta ha cambiado para siempre está en la Ría de Bilbao, en una franja de siete metros que se puede ver en la playa de Tunelboca, donde se han ido acumulando sedimentos vertidos por los altos hornos.

Así lo defiende Alejandro Cearreta, profesor de la Universidad del País Vasco y el único científico español que ha formado parte de este grupo, quien lleva varios años estudiando el Antropoceno en la Ría de Bilbao.


Vista satelital de la Ría de Bilbao

No obstante, en los próximos tres años, los científicos de este grupo, deberán hacer un informe sobre la labor que han realizado durante más de 7 años de trabajo. Después serán la Subcomisión de Cuaternario, la Comisión internacional de y la Unión Internacional de Ciencia Geológicas los que deban dar por válida la etapa del Antropoceno. Así que, al menos de momento, esta nueva época no figurará en los libros de texto.

RT

Compartir

0 comentarios: