domingo, 4 de septiembre de 2016

Correa: Brasil será librado de tanta corrupción y tanta traición

Correa: Brasil será librado de tanta corrupción y tanta traición

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, denunció el golpe parlamentario contra la presidenta de Brasil y advirtió de las consecuencias de este complot político.

Durante su discurso radiotelevisado presentado el sábado en el cantón Puéllaro, en la provincia de Pichincha, Correa expresó su solidaridad con la mandataria destituida brasileña, Dilma Rousseff, y su antecesor Lula da Silva, y criticó a Michel Temer, quien “prefirió vender unos votos y traicionar a la dignataria solo por dos años de poder”.

Además, lamentó que la mayoría de los parlamentarios que votaron a favor de la destitución de Rousseff, están acusados de corrupción, razón por la que nunca hubieran sacrificado su puesto.

Todo nuestro respeto a Dilma, todo nuestro cariño a Lula, todo nuestro apoyo al pueblo brasileño. Sabemos que esta es una triste noche que llegará muy pronto a una aurora y Brasil sabrá salir adelante, librado de tanto politiquero, de tanta traición y de tanta corrupción", según indicó el presidente de Ecuador, Rafael Correa.

“Todo nuestro respeto a Dilma, todo nuestro cariño a Lula, todo nuestro apoyo al pueblo brasileño. Sabemos que esta es una triste noche que llegará muy pronto a una aurora y Brasil sabrá salir adelante, librado de tanto politiquero, de tanta traición y de tanta corrupción”, destacó el mandatario ecuatoriano en su informe semanal de labores.

Además, hizo hincapié que los últimos acontecimientos en Brasil, con la destitución de una mandataria que ganó con más de 50 millones de votos en las urnas en 2014, dejaron importantes lecciones para Ecuador y otros países latinoamericanos.

Al referirse al acierto de la Constitución ecuatoriana, en la que si es destituido el presidente, debe disolverse la Asamblea Nacional y convocarse a elecciones, Correa destacó que este proceso impide que esto ocurra en Ecuador, tal y como sucedió en Brasil.

El Senado de Brasil destituyó a Rousseff el miércoles de su cargo por supuestos delitos de responsabilidad, los cuales no se han podido probar. A continuación, el exvicepresidente Michel Temer, que gobernaba desde la suspensión de Rousseff, el pasado 12 de mayo, juró ante el Congreso Nacional como nuevo presidente.

Según la propia Rousseff, lo que pasó en el Senado significa que la voluntad popular de los 54 millones de brasileños que la eligieron como presidenta ha sido sustituida por la de los 62 senadores que han votado en su contra y con ello han violado la Constitución del país.

Sin embargo, Rousseff prometió volver a luchar con una posición “firme, incansable y enérgica” contra quienes le apartaron del poder y no le permitieron acabar su mandato como presidenta, pese a que fue elegida democráticamente por el pueblo.

hispantv

Compartir

0 comentarios: