miércoles, 28 de septiembre de 2016

¿Cuándo trabajar a tiempo completo puede ser malo para el cerebro?

¿Cuándo trabajar a tiempo completo puede ser malo para el cerebro?

Si eres mayor de 40 años, trabajar más de 25 horas semanales podría afectar a tu inteligencia.

Así lo reveló hace unos meses el Instituto Melbourne de Economía Aplicada e Investigación Social, en Australia, según ha anunciado este miércoles BBC Mundo.

Los investigadores aplicaron pruebas de lectura dirigida y memoria a más de 6000 empleados mayores de 40 años, para ver el efecto del número de horas de trabajo sobre la habilidad cognitiva de la persona.

El trabajo estimula la actividad del cerebro y ayuda a mantener las funciones cognitivas en personas mayores. Aquí vale la teoría de si no lo usas, lo pierdes", comenta Colin McKenzie, investigador profesor de economía en la Universidad Keio, en Tokio.

De acuerdo con el mencionado estudio, 25 horas a la semana (medio tiempo o tres días a la semana) es el tiempo óptimo que debe dedicarse al trabajo para el funcionamiento cognitivo, mientras que trabajar menos es nocivo para la agilidad del cerebro, tanto de hombres como de mujeres.

"El trabajo estimula la actividad del cerebro y ayuda a mantener las funciones cognitivas en personas mayores. Aquí vale la teoría de si no lo usas, lo pierdes", comenta Colin McKenzie, investigador profesor de economía en la Universidad Keio, en Tokio.

"Sin embargo, el exceso de horas de trabajo puede causar fatiga y estrés físico o mental, lo cual potencialmente daña la capacidad del cerebro para procesar información", agrega.

¿Por qué la edad de 40 es clave?

En palabras de McKenzie, nuestra "inteligencia fluida" –término que describe qué tan bien procesamos información– comienza a declinar alrededor de los 20, mientras que la "inteligencia cristalizada", o la capacidad para utilizar habilidades, conocimiento y experiencias, comienza a decrecer luego de los 30.

 La "inteligencia fluida" comienza a declinar alrededor de los 20.

La "inteligencia fluida" comienza a declinar alrededor de los 20.

De acuerdo con el investigador, al llegar a los 40 años la mayoría de las personas comienza a obtener resultados relativamente menos buenos en exámenes para medir la memoria, el reconocimiento espacial y la agilidad mental.

Los descubrimientos de McKenzie sugieren que aunque la economía nos está forzando a trabajar más horas que las generaciones anteriores, es posible que biológica y emocionalmente nuestras mentes no estén diseñadas para el estrés o la rutina laboral de 9 a 5, cinco días a la semana, cuando pasamos de los 40 años.

Estudios anteriores mostraron que los trabajadores con distintas edades que realizaban tiempo extra podían sufrir estrés, deficiencia cognitiva e incluso enfermedades mentales.

hispantv

Compartir

0 comentarios: