lunes, 12 de septiembre de 2016

Muerte de niña desnutrida reaviva críticas sociales en México

Muerte de niña desnutrida reaviva críticas sociales en México

Después de un breve período en el Hospital General de Mazatlán, Paula María falleció a causa de un paro cardiaco. Su estado físico no soportó el daño irreversible que le había causado el hambre durante sus 10 años de vida.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación, en su reporte más actualizado de 2014, 1 millón 167 mil mexicanos viven en pobreza. Solo en el estado de Sinaloa cerca de 155 mil 800 personas viven están en situación de pobreza extrema, y 204 mil 600 personas se encuentran en situación vulnerable por sus ingresos.

La muerte de la niña Paula María en Mazatlán, a causa de desnutrición, reabre en México la herida de un país azotado por la hambruna.

La historia de la niña se dio a conocer apenas el martes 6 de septiembre por un diario local. La infante había sido internada el sábado 3 de septiembre en el centro asistencial de esa región. Su desarrollo se quedó estancado, no podía caminar, hablar ni sostenerse en pie, con un peso de apenas 10 kilos a sus 10 años, a causa de la hambruna que había padecido.

La menor vivía con su padre y un hermano en una pequeña casa hecha de trozos de madera y lona.


“Los médicos hicieron todo lo que estuvo en sus manos, no se le dejaba sola en ningún momento, lamentablemente no resistió”, expresó Cruz Alberto Tirado Rojas, director del Hospital General.

En las redes sociales, decenas de personas enviaron condolencias a la familia, pero también cuestionaban la falta de contundencia en los apoyos de las autoridades.

De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el número de sinaloenses en precariedad se incrementó entre 2012 y 2014.

“Tiene hambre el que es flojo”

Mario López Valdez, gobernador de Sinaloa, expresó en una muy cuestionada rueda de prensa que el que “tiene hambre el que es flojo (… ) porque el que se va al mar saca un pescadito; se mete a una parcela y agarra un elote; el que se mete a una huerta agarra una guayaba o una rama y se prepara un quelite”.

Pero para el economista e investigador de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) Gerardo López Cervantes estas son expresiones realmente desafortunadas que no tienen sustento.

El drama de la desnutrición infantil es un caso común en Sinaloa, “el gobierno de Sinaloa está tan ahogado, desde el punto de vista financiero, que hay recursos muy limitados para introducir políticas de desarrollo social para el combate a la pobreza”, afirmó Gerardo López.

“El gobierno municipal de Mazatlán tiene fama de atender a la élite empresarial, pero no tiene vinculación ni sensibilidad social para estar al pendiente de la gente en situación de pobreza extrema. El Ayuntamiento debió ir al rescate de la niña, pero el Presidente Municipal [Carlos Feltón González] es insensible totalmente”, acusó el economista.

telesurtv

Compartir

0 comentarios: