domingo, 4 de septiembre de 2016

"Práctico y lucrativo": Europa aumenta la venta de armas letales a Asia

"Práctico y lucrativo": Europa aumenta la venta de armas letales a Asia

Un analista italiano afirma que países como Francia y Alemania dominan el mercado armamentista en la región indo-pacífica aprovechándose de su inestabilidad geopolítica.

A pesar de que la Unión Europea nunca ha tenido un papel relevante como agente diplomático en los asuntos del continente asiático, ha encontrado un camino "práctico y lucrativo" para interferir en sus asuntos mediante la venta de armas por miles de millones de dólares, señala el analista político Emanuele Scimia en su artículo para 'The National Interest'.

El columnista señala que las recientes filtraciones de medios australianos sobre el diseño de varios submarinos Scorpene, de la empresa estatal francesa DCNS, destinados a la Marina de la India han puesto en evidencia los señalamientos sobre el aumento en las ventas de material bélico, principalmente proveniente de Alemania, Reino Unido, España Francia, Italia y Países Bajos.

El contrato para la compra de los sumergibles, firmado en 2005, no ha sido el único de Francia y no se limita a la venta de este tipo de equipamiento. Buques de mediano y pequeño tamaño ya son utilizados por la Armada de Malasia, mientras que el pasado mes de enero Nueva Deli firmó un nuevo acuerdo, esta vez por más de 8.000 millones de dólares, para la adquisición de 36 aviones de combate Rafale fabricados por la empresa francesa Dassault Aviation.

Sin duda, entre los países europeos los galos dominan en el mercado armamentista. Sin embargo, Alemania les sigue muy de cerca los pasos luego de que su compañía, Rheinmetall AG, lograra un acuerdo de cooperación con la malasia Etika Strategi y la turca BMC para la construcción de vehículos blindados dirigida a ampliar la industria de defensa en tres países de Asia.

Al respecto, el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo, Suecia, señaló que entre el 2000 y el 2015 Francia y Alemania vendieron a los asiáticos suministros de defensa por un valor de 9.681 y 7.166 millones de dólares respectivamente. Detrás de ellos se destacan el Reino Unido con 4.736 millones, Suecia con 2.485 millones y España con 2.135 millones.

Frente a una década de estancamiento económico Francia ha elegido deliberadamente apuntar sus esfuerzos hacia la industria de defensa para convertirse en el segundo proveedor de armas más grande del mundo detrás de EE.UU. y delante de Rusia. Mientras tanto, Berlín, que en general se mantiene apartado de los conflictos militares, parece querer sacar provecho de la inestabilidad geopolítica de la región indo-pacífica, concluye Scimia.

RT

Compartir

0 comentarios: