miércoles, 7 de septiembre de 2016

¿Qué hay detrás de la fabricación del nuevo iPhone 7?

¿Qué hay detrás de la fabricación del nuevo iPhone 7?

"Los trabajadores son muy infelices, pero sienten que no hay nada que puedan hacer al respecto", afirma el fundador de la organización no gubernamental que analiza las condiciones laborales de las fábricas de Apple.

Quedan pocas horas para que Tim Cook, director ejecutivo de Apple, presente oficialmente el iPhone 7.

Mucha gente, incapaz de imaginar su vida sin el mejor smartphone del mundo, espera este momento con gran impaciencia. Sin embargo, existe un lado oscuro en la producción del iPhone 7 que cobra forma en las duras condiciones laborales que sufren muchos empleados chinos.


En los últimos días varios medios de comunicación se han hecho eco de varias denuncias contra Pegatron, una de las principales fábricas del iPhone, con sede a las afueras de Shanghai, por explotar a los trabajadores ocupados en la fabricación del nuevo iPhone 7. Un informe publicado por China Labor Watch, organización no gubernamental con sede en Nueva York y que fue fundada en octubre de 2000 por el activista Li Qiang, asegura que los empleados trabajan hasta 90 horas extra al mes.

El pasado mes de agosto las fábricas chinas que producen los smartphones ya fueron criticadas por las malas condiciones laborales, a lo que la empresa Apple respondió con un informe en el que asegura que se cumplen los estándares con una semana laboral de 60 horas como máximo.

Dormitorios de los trabajadores de Pegatron, fábrica china de producción de iPhoneschinalaborwatch.org

Dormitorios de los trabajadores de Pegatron, fábrica china de producción de iPhoneschinalaborwatch.org

Sin embargo, el último informe de la ONG afirma que durante los meses con más volumen de trabajo, entre el 40 y el 70 por ciento de los trabajadores permanecían en sus lugares laborales más de 60 horas por semana, ya que a menudo se veían obligados a hacer horas extra. Los estudiantes que realizaban sus prácticas trabajaban de promedio 80 horas adicionales al mes.

El informe también ha examinado a fondo los salarios recibidos por los trabajadores de Pegatron, que aumentaron en 2016 para cumplir con el nuevo salario mínimo de 2 dólares por hora, según lo establecido por el Gobierno de Shanghai. Sin embargo, a medida que se incrementaron los salarios, se suprimieron los subsidios de los trabajadores, tales como comidas en los días de trabajo, seguro médico y jubilación. Contabilizando estos costes adicionales, el informe constata un recorte salarial que va desde 1,85 a 1,60 dólares por hora.

"Los trabajadores son muy infelices, pero sienten que no hay nada que puedan hacer al respecto", sostiene Li Qiang, añadiendo que muchos trabajadores dependen del pago de horas extras porque los salarios básicos son muy bajos.

RT

Compartir

0 comentarios: