jueves, 8 de septiembre de 2016

Revelan un plan británico para presionar a EEUU contra Al-Asad

Revelan un plan británico para presionar a EEUU contra Al-Asad

El Gobierno británico financió los esfuerzos de cabildeo de la oposición siria en EE.UU. con miras a influir en la política estadounidense.

El Reino Unido ha utilizado un fondo conocido como Conflicto, Estabilidad y Seguridad para financiar a grupos de presión en EE.UU., algunos de los cuales cuentan en sus filas con exdiplomáticos británicos, en nombre de ―a favor de― los “rebeldes” sirios.

Según revelan archivos del Departamento de Justicia estadounidense a los que ha tenido acceso Al-Monitor, el Reino Unido ha estado practicando desde hace años estrategias de “poder blando” para tener influencia en la política y postura de Washington respecto a los acontecimientos en Siria.

Desde el inicio del conflicto, el Reino Unido ha gastado más de 6 millones de dólares para apoyar a la oposición siria. Esto incluye apoyo en negociaciones y comunicación, además de asesoría y formación de personal en sus oficinas internacionales”, dijo a Al-Monitor una fuente en el Ministerio británico de Exteriores.

En los últimos 18 meses, Londres ha gastado 1,4 millones de dólares para presionar al Departamento de Estado de Estados Unidos en nombre de la autodenominada Coalición Nacional de las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (Cnfros).

A principio del año en curso, se llegó a saber que el Gobierno de Londres había pagado más de tres millones de dólares para poner en funcionamiento una oficina de prensa para los “rebeldes moderados” respaldados por Occidente, con la intención de obtener cobertura informativa favorable para ellos.

“Desde el inicio del conflicto, el Reino Unido ha gastado más de 6 millones de dólares para apoyar a la oposición siria. Esto incluye apoyo en negociaciones y comunicación, además de asesoría y formación de personal en sus oficinas internacionales”, dijo en su momento a Al-Monitor una fuente del Ministerio británico de Exteriores.

La revelación se produjo ayer miércoles, la misma jornada en que los principales líderes de la oposición siria se reunían en Londres (capital británica) para impulsar un acuerdo político en Siria que conduzca a la salida del poder del presidente sirio, Bashar al-Asad.

El canciller británico, Boris Johnson, dio a entender ayer mismo que su país está dispuesto a dar un mayor respaldo a los llamados “rebeldes moderados”, que llevan años librando una cruenta batalla contra el Gobierno de Damasco.

hispantv

Compartir

0 comentarios: