lunes, 24 de octubre de 2016

Austria cancela la pena al refugiado iraquí que violó a un joven de 10 años

Austria cancela la pena al refugiado iraquí que violó a un joven de 10 años

El joven de 10 años tuvo que ser hospitalizado por los daños físicos que recibió y aún sufre trastorno de estrés postraumático.

Amir A., un refugiado iraquí de 20 años condenado por abusar de un joven de 10 en las instalaciones de una piscina de Viena (Austria) por la "necesidad urgente de tener sexo", tendrá que volver a ser juzgado por ese delito, informa el portal The Local.

Un tribunal de apelación ha aceptado el argumento de la defensa sobre el hecho de que la sentencia que había condenado a su cliente no aclaró las dudas respecto al consentimiento del acto por parte de la víctima.

¿Cómo fueron los hechos?

En diciembre de 2015, el acusado fue a la piscina Theresienbad como parte de un programa de integración en la sociedad austriaca. Allí, el iraquí se encerró con el menor en el vestuario y le violó. El joven tuvo que ser hospitalizado por los daños físicos que recibió y aún sufre trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Tras cometer su delito, el refugiado volvió a bañarse a la piscina, en donde le detuvo la Policía. En ese momento,reconoció que sabía que había obrado mal, pero justificó que había abusado del niño porque tenía "una emergencia sexual", ya que no practicaba sexo desde hacía cuatro meses, debido a que su esposa se había quedado en Irak.

Consecuencias jurídicas

En junio de este año, un tribunal declaró a Amir culpable de ataque sexual grave y violación de un menor, le sentenció a seis años de prisión y le ordenó indemnizar a la familia de la víctima con 4.730 euros, alrededor de 5.150 dólares.

Sin embargo, la Corte Suprema canceló el veredicto con el argumento de que, aunque el primer delito resultaba "indiscutible", ese tribunal inferior debía haberse asegurado de si el violador había pensado que su víctimaconsentía el acto sexual o si tenía la intención de actuar en contra de la voluntad del menor.

De esta manera, un tribunal regional austriaco tendrá que volver a juzgar el caso, un proceso que podría no comenzar hasta 2017. Eso sí, el acusado permanecerá bajo custodia.

RT

Compartir

0 comentarios: