domingo, 9 de octubre de 2016

Comunistas de Puerto Rico llaman a rechazar junta de Wall Street

Comunistas de Puerto Rico llaman a rechazar junta de Wall Street

El partido comunista de Puerto Rico denuncia el carácter colonialista y opresor de la junta de control que impone Wall Street a la isla.

"Necesitamos agrupar la angustia y la rabia que sentimos todos los sectores de la clase trabajadora ante la violencia del Estado colonial, (como) la única manera para combatir el nuevo régimen dictatorial del capitalismo, el carácter violento y opresivo de la junta de Wall Street", señala un mensaje del Partido Comunista de Puerto Rico (PCPR).

La nota, emitida el sábado por la comisión política del PCPR, convoca a la clase trabajadora para una lucha a largo plazo, “la junta de Wall Street intensificará el desempleo, el cierre de escuelas, la privatización de los recursos naturales y la generación de energía, entre otros”.

La junta de Wall Street intensificará el desempleo, el cierre de escuelas, la privatización de los recursos naturales y la generación de energía, entre otros", denuncia el Partido Comunista de Puerto Rico (PCPR).

La formación política recuerda que la isla del Caribe de 3,5 millones de habitantes atraviesa una crítica situación económica —la deuda pública supera los 73 mil millones de dólares— y denuncia que el Gobierno de Puerto Rico ha quedado supeditado a la junta de control fiscal impuesta por Washington mediante le legislación Promesa, acrónimo en inglés de la Ley para la Superrvisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico.

Por ello, los comunistas insistieron en su llamado a un boicot activo a las elecciones puertorriqueñas del próximo 8 de noviembre.


El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla (centro).

Los comunistas boricuas afirmaron que la junta de Wall Street sobrepasará los poderes del Estado Libre Asociado, una peculiar forma de administración que Washington designa a Puerto Rico, que sigue colonizado y se espera que anexe en enero del 2021.

En junio, cuando el Congreso estadounidense debatía la ley Promesa, el gobernador puertorriqueño, Alejandro García Padilla, advirtió de que EE.UU. "quiere restarle" soberanía a esta isla caribeña con su plan para imponer una junta fiscalizadora al territorio.

La crisis económica de la isla, según expertos, tiene sus orígenes en su estatuto político, debido a que este país no tiene un modelo económico, no tiene poderes soberanos para controlar cabalmente su economía ni tampoco capacidad para imprimir papel moneda.

hispantv

Compartir

0 comentarios: