domingo, 2 de octubre de 2016

¿Cuándo terminará la guerra de precios en el sector petrolero?

¿Cuándo terminará la guerra de precios en el sector petrolero?

El congelamiento de los volúmenes de extracción de petróleo que la OPEP coordina con Rusia puede ser solo el primer paso hacia una subida de precios, cree un experto ruso.

La semana que termina hoy ha sido marcada por un acuerdo preliminar en la OPEP sobre los límites de extracción de petróleo, el primero desde que se desató la crisis financiera mundial en 2008. El congelamiento de los volúmenes de producción es solo un primer paso hacia una subida de precios, cree el profesor en materia de mercados de la Academia Rusa de Economía Popular y Función Pública, Iván Kapitónov.

En un artículo para la revista 'Expert', el Kapitónov recuerda que en agosto y septiembre los países del cártel, entre ellos Irak, Irán y los Emiratos Árabes Unidos, incrementaron sus niveles de rendimiento petrolero. El que más aumentó su producción fue Arabia Saudita, que añadió cerca de medio millón de barriles a su producción diaria, hasta un total de 10,63 millones de barriles diarios en agosto-septiembre.

Restricciones flexibles


Actualmente todos los actores mencionados prometen bajar la producción. Riad acepta ahora reducir sus niveles de extracción en 442.000 barriles al día, una cifra aún inferior al aumento de 500.000 barriles diarios en los meses anteriores, de manera que su producción actual (10,15 millones diarios) sigue siendo más alta que los volúmenes medios de 2015.

El acuerdo parece muy flexible para Irán: según la información disponible, los índices recomendados para la República Islámica están aún por encima de lo que extrae actualmente: 3,7 millones de barriles al día. Teherán se está recuperando de las sanciones occidentales, motivo por el cual se le permite sumar 50.000 barriles adicionales.

"En realidad nadie reduce nada", resume el economista. "Esta situación es parecida a los precios en una tienda antes y durante unas rebajas: poco antes de las rebajas los precios se inflan, de manera que cuando se les aplica un descuento los artículos cuestan más o menos igual que antes de que se les subiera el precio", compara Kapitónov.

Jugadas de 'marketing'

Jugadas de 'marketing'


La jugada similar en la OPEP "no significará ningún cambio sustancial en los volúmenes de extracción", pronostica Kapitónov. "Los países no participantes seguirán la política actual. Como consecuencia, la oferta y la demanda seguirán oscilando en torno al superávit". Sin embargo, en el mercado de valores sí se producirán cambios que afectarán al "petróleo de papel", puesto que "todos los antecedentes mediáticos funcionan en este sector al 100%".

Si no llegan más informaciones sobre el apoyo de la iniciativa de la OPEP por parte de los países productores, pronto "caerá sobre el mercado un volumen gigante de 'petróleo de papel'", advierte el experto. La volatilidad de este activo es imprescindible para los negociantes, que producen millones de dólares vendiendo aire".

Aunque los analistas del grupo Goldman Sachs en varias ocasiones rebajaron los pronósticos para este cuarto trimestre, el experto espera de ellos un precio estimatorio de 7 a 10 dólares más por barril para la primera mitad del año 2017. Y este cálculo no se basará tanto en las decisiones de la OPEP como en los intereses de las compañías petroleras de Estados Unidos, que necesitan un precio por encima de 46 dólares para fomentar la perforación de nuevos pozos.

El analista conjetura que las guerras de precios pueden terminar dentro de un año. Eso se debe a que todos los productores van entendiendo que es más provechoso vender menos pero a mejor precio que vender más a precios de 'dumping'. Además el avance tecnológico que abrió el camino a la 'revolución de esquisto' ya está agotando sus capacidades.

RT

Compartir

0 comentarios: