jueves, 20 de octubre de 2016

EEUU amenaza a Pyongyang con una respuesta “robusta”

EEUU amenaza a Pyongyang con una respuesta “robusta”

El secretario de Estado y el de Defensa de EE.UU. prometen que Pyongyang pagará por sus peligrosas acciones y recibirá respuesta ‘robusta’ ante cualquier ataque.

Durante un diálogo de alto nivel en Washington con representantes de Corea del Sur, el jefe de la Diplomacia de EE.UU., John Kerry, aseguró el miércoles que Corea del Norte pagará por sus "peligrosas acciones", mientras prometió que instalará "lo antes posible" el Sistema de Defensa del Área de Gran Altitud Terminal (THAAD, en inglés) en el suelo surcoreano para contrarrestar la "grave amenaza" que los ensayos de Pyongyang suponen para la región.

Asimismo, Kerry recordó las medidas que Washington está adoptando a fin de que en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) se apruebe una nueva tanda de sanciones contra Corea del Norte debido a su último ensayo nuclear del pasado 9 de septiembre.

El reciente y drástico aumento en las pruebas nucleares de Corea del Norte y sus lanzamientos de misiles balísticos recuerdan la grave amenaza que presentan para la seguridad" de EE.UU., Japón y Corea del Sur, aseveró el secretario de Defensa de EE.UU., Ashton Carter.

Por su parte, el secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, presente en dicha reunión, advirtió de que cualquier ataque contra aliados o el uso de armas nucleares por parte de Corea del Norte recibirá una respuesta "robusta" de EE.UU.

Carter argumentó que el "reciente y drástico aumento en las pruebas nucleares de Corea del Norte y sus lanzamientos de misiles balísticos recuerdan la grave amenaza que presentan para la seguridad" de EE.UU., Japón y Corea del Sur.

"A la luz de estos provocativos actos, nuestra postura de defensa coordinada debe ser robusta, y nuestra disuasión debe ser creíble", subrayó Carter.

Washington y Seúl acordaron además establecer un diálogo para extender la disuasión a Corea del Norte.

Ante posibles amenazas nucleares por parte de Corea del Norte, Estados Unidos y Corea del Sur acordaron el pasado julio la ubicación exacta del polémico sistema antimisiles estadounidense en la localidad de Seongju, ciudad situada a casi 300 kilómetros de la capital surcoreana, Seúl.

Pyongyang considera la decisión de Seúl y Washington un acto ‘provocativo’ y ha amenazado con atacar a EE.UU. y Corea del Sur si insisten en establecer el THAAD en la península coreana.

hispantv

Compartir

0 comentarios: