viernes, 21 de octubre de 2016

Ejército mexicano, desgastado tras 10 años de guerra contra narco

Ejército mexicano, desgastado tras 10 años de guerra contra narco

El secretario de la Defensa Nacional de México hizo público el ‘desgaste’ y malestar de las fuerzas armadas ante la inmensidad de la tarea.

“Hay un desgaste; es obvio, estamos trabajando en todo el país, a toda hora, en todo momento; en la sierra, en las ciudades”, denunció el jueves el general de división Salvador Cienfuegos.

Según confirma el profesor-investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Javier Oliva, los militares mexicanos, en su lucha contra el narcotráfico, efectúan 1500 acciones al día y nadie les sustituye, una situación de la que se quejó Cienfuegos.

Hay un desgaste; es obvio, estamos trabajando en todo el país, a toda hora, en todo momento; en la sierra, en las ciudades”, confirmó el general de división Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional de México.

“Nuestros soldados ya no pueden hacer más. Proporcionalmente a nuestro territorio y población somos el Ejército más pequeño del mundo (de 230.000 efectivos)”, expuso el militar de alto rango del país norteamericano.

A su vez, el secretario de la Marina de México, Vidal Francisco Soberón, expresó su indagación por usar a la fuerza militar en la primera línea de combate contra el narco.

“Al final, a los militares se nos busca como perro de rancho; se nos suelta para defenderlo y se nos guarda en las pachangas”, concluyó.

Pese a los esfuerzos del Ejército para garantizar la seguridad, el pueblo critica la inseguridad y la violencia que azota el territorio y los mismos militares reconocen sentirse desbordados por la tarea.

México lleva una década sumergida en esta espiral desde que el expresidente Vicente Fox decidió recurrir al Ejército en vez de aprovechar a la Policía en las calles, una medida que ha sido acompañada con abusos y matanzas.

El último fue el caso de la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa en Iguala, en el sureño estado de Guerrero. Según una investigación periodística, el 27 Batallón del Ejército fue el responsable de la tragedia con el probable conocimiento del presidente Enrique Peña Nieto.

Los investigadores sostienen que la muerte de los estudiantes se planificó de antemano y que no fue fruto de las circunstancias, pues se buscaba amedrentar a los movimientos sociales para dar vía libre al narcotráfico que trabaja de la mano con la minería.

hispantv

Compartir

0 comentarios: