sábado, 22 de octubre de 2016

Filipinos queman bandera de EEUU en protesta en Manila

Filipinos queman bandera de EEUU en protesta en Manila

Cientos de activistas filipinos de izquierdas celebraron una masiva marcha de protesta ‎en la capital para exigir la retirada de las tropas estadounidenses.‎

Los manifestantes marcharon el viernes a lo largo de tres kilómetros hasta el palacio presidencial en Manila para exigir el fin del "dominio del imperialismo" en su país, una antigua colonia estadounidense que consiguió su independencia en 1946.

"Acabar con el reinado del Imperialismo. Luchar por el derecho a la autodeterminación", se leía en las pancartas que sostenían los indignados filipinos, que llegaron a quemar una bandera estadounidense.

Acabar con el reinado del Imperialismo. Luchar por el derecho a la autodeterminación", se leía en las pancartas que sostenían los indignados filipinos.

Los asistentes al acto de protesta exigieron al Gobierno del presidente Rodrigo Duterte que ponga fin a los acuerdos militares con Washington, y secundaron abiertamente el reciente anuncio del mandatario sobre una "separación militar y económica" de EE.UU.

Duterte hizo el anuncio el jueves desde Pekín, capital china, en un foro de negocios. "Ahora Estados Unidos ha perdido", y ya ha llegado la hora de“realinearse” con China y Rusia, dijo el jefe de Estado filipino, que se muestra claramente antiestadounidense desde que asumió la presidencia del país en junio de este año.

Gran número de militares estadounidenses se encontraban desplegados en la isla de Mindanao (sur de Filipinas) entre el 2002 y 2015 para, supuestamente, ofrecer asesoramiento a las fuerzas de seguridad filipinas en su lucha contra el grupo terrorista Abu Sayyaf, afiliado a la banda terrorista EIIL (Daesh, en árabe). Aunque los soldados en su mayoría se retiraron el año pasado, aun permanecen tropas de EE.UU. en el país asiático.

La presencia de las fuerzas estadounidenses en Filipinas ha provocado frecuentes manifestaciones en los últimos años. La más reciente se celebró el miércoles frente a la embajada de EE.UU. en Manila. La protesta, no obstante, se tornó violenta cuando la policía usó gas lacrimógeno y atropelló a varios manifestantes. Hubo además, decenas de detenidos.

Los activistas condenaron la violenta represión policial y exigieron al mandatario que lleve ante la justicia a los agentes que agredieron a los manifestantes.

hispantv

Compartir

0 comentarios: