domingo, 9 de octubre de 2016

Hacker estadounidense condenado por filtrar datos a Wikileaks

Hacker estadounidense condenado por filtrar datos a Wikileaks

El hacker asegura que su intención no es poner en peligro la vida de nadie, sino exponer las fallas y las prácticas de seguridad obsoletas del Gobierno de EE.UU.

El pirata informático Justin Gray Liverman aseguró este domingo que nunca accedió a bases de datos del Gobierno Federal de Estados Unidos.

Liverman, de 24 años, es acusado de pertenecer a un grupo de hackers que, usando técnicas de ingeniería social, ingresó sin autorización a las cuentas de correo electrónico de James Clapper, director de Inteligencia Nacional de EE.UU. y de John Brennan, director de la CIA y posteriormente entregar la información hallada para su publicación en el portal de filtración de documentos, WikiLeaks.

El pasado mes de septiembre él y un compañero fueron arrestados por el FBI tras filtrar información personal de más de 30 mil empleados de ese organismo.

En entrevista a la agencia de noticias rusa Sputniknews, el joven aseguró que solo conocía a los miembros del grupo pero nunca accedió directamente a bases de datos del Gobierno.

Detalló que en conjunto con el grupo llamado Crackas With Attitude usaba el protocolo criptográfico OTR, que Edward Snowden había señalado como indescifrable por parte de la Agencia de Seguridad Nacional. Sin embargo, explicó que si los agentes de seguridad consiguen tener acceso a su computadora pueden usar la clave privada para descifra ese código, por lo que asegura que su computadora fue hackeada dos días antes de la redada policial en la que fue capturado.
EL DATO: El protocolo "Off-The-Record Messaging", comúnmente llamado OTR, es un protocolo criptográfico que proporciona un cifrado fuerte para conversaciones de mensajería instantánea.

El pirata informático reveló que entre los archivos más importantes encontrados en los correos hay varios textos sobre el uso de técnicas de interrogación y tortura, en los que se alababa el uso de tales métodos y se buscaba la forma de protegerlos indirectamente dentro de la ley.

Asimismo señaló que la cuenta de correo personal del director de la CIA habría sido usada para compartir documentos sensibles, entre ellos números de seguridad social e información personal de una docena de altos miembros de las oficinas de Inteligencia.


Otro de los implicados es Andrew Boggs, quien fue arrestado tras ingresar a su cuenta en la red social Twitter. Sin embargo, Liverman aseguró que detrás del arresto de su compañero, y del suyo propio, los agentes de seguridad usaron tácticas ilegales, similares a las que el Gobierno de EE.UU. podría aprobar en una controvertida enmienda nacional.

En contexto

En octubre de 2015, uno de los hackers conocido como Cracka aseguró que en una escala de dificultad del 1 al 10, siendo 10 el nivel más complicado, infiltrar la cuenta personal del director de la CIA, John Brennan, se llevaría un 1.

El pasado mes de julio Wikileaks reveló más de 19 mil correos electrónicos relacionados con los dirigentes políticos en EE.UU. pertenecientes al Comité Nacional Demócrata (CND) que dejaron en evidencia cómo el Partido Demócrata favoreció a la candidata Hillary y perjudicó al senador Bernie Sanders.

telesurtv

Compartir

0 comentarios: