viernes, 14 de octubre de 2016

Japón amplía su base militar en África para contrarrestar a China

Japón amplía su base militar en África para contrarrestar a China

Japón extenderá su base militar en Yibuti, este de África, con el propósito de contrarrestar la influencia de China en esa región.

Fuentes gubernamentales niponas han confirmado que están pidiendo permiso a las autoridades locales de Yibuti para ampliar el territorio de una base militar utilizada por las Fuerzas de Auto Defensa (FAD) japonesas desplegadas en ese país africano, según ha informado este jueves Reuters.

“Además del terreno que disponemos actualmente, estamos considerando alquilar los terrenos aledaños, concretamente los que están ubicados al este de la base”, aseguró un funcionario japonés a la agencia de noticias británica."Japón está negociando el tema con el gobierno de Yibuti”, agregó.

La base militar japonesa en Yibuti tiene una extensión de 12,14 hectáreas y está ubicada junto a la estadounidense Camp Lemonnie. Es la primera base militar del FAD fuera de Japón y fue establecida en 2011 para ayudar a monitorear la piratería en el Golfo de Adén, frente a la costa de Somalia.

Además del terreno que disponemos actualmente, estamos considerando alquilar los terrenos aledaños, concretamente los que están ubicados al este de la base”, aseguró un funcionario japonés.

La base militar donde están desplegados 180 soldados, también, ha sido anfitrión de una serie de ejercicios incluyendo los conjuntas realizados con los estadounidenses. La expansión de la base se justifica por la necesidad de tener sitios de despegue y aterrizaje de aeronaves con el fin de evacuar a los ciudadanos japoneses en caso de una emergencia regional.

Sin embargo, las fuentes también aseguraron a Reuters que la ampliación propuesta es impulsada por la necesidad de contrarrestar la creciente influencia de China, que ha estado invirtiendo fuertemente en África.

"China está invirtiendo dinero en nuevas infraestructuras y el aumento de su presencia militar en Yibuti, de hecho, es imprescindible que Japón haga los mismo también y gane más influencia", subrayó otro funcionario japonés.

Desde el fin de la II Guerra Mundial, el artículo 9 de la Carta Magna de Japón a instancias de la ocupación estadounidense tras su derrota, impedía al país el uso de la fuerza para resolver conflictos, además no permitía que las tropas combatieran en el exterior.

No obstante, el Gabinete del presidente nipón, Shinzo Abe, aprobó en 2014 una reinterpretación del artículo para que englobara el concepto de “autodefensa colectiva” y así poder tramitar la nueva legislación, lo cual despertó el rechazo de la oposición y parte de la ciudadanía, al considerar que vulnera la Constitución pacifista que rige este país.

Para trazar el nuevo modelo operativo el Gobierno nipón tiene previsto aprobar primero una revisión de la normativa para entablar combate antes de que acabe el año.

hispantv

Compartir

0 comentarios: