miércoles, 26 de octubre de 2016

¿Los alienígenas no responden? Un científico explica por qué no nos oyen

¿Los alienígenas no responden? Un científico explica por qué no nos oyen

Hasta ahora los científicos suponían que los extraterrestres debían ser organismos orgánicos. Pero, ¿y si nuestros vecinos son una forma de inteligencia artificial?

Desde hace más de 100 años la civilización humana ha enviado al espacio exterior numerosos mensajes para dar constancia de nuestra existencia. Pero a día de hoy los alienígenas todavía no nos han respondido, y los científicos lo explican por diversos motivos, desde que no haya vida extraterrestre inteligente cerca de nuestro Sistema Solar hasta que, tras estudiar nuestros mensajes, los alienígenas hayan decidido que es más seguro mantenerse alejados de nosotros.

Me temo que esto pueda decepcionar a los que esperan a pequeños extraterrestres grises con los ojos enormes

Pero existe una explicación más, y es que estos extraterrestres no sean como nos habíamos imaginado. "Me aventuraría a decir que la mayoría de las civilizaciones del universo son 'inteligencia sintética'", explica a BBC Seth Shostak, un astrónomo de la organización Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre, también conocida como SETI por sus siglas en inglés.

Shostak apunta que los extraterrestres ya podrían haber desarrollado la próxima generación de máquinas más inteligentes que los humanos. "Me temo que esto pueda decepcionar a los que esperan a pequeños extraterrestres grises con los ojos enormes, sin pelo ni vello en el cuerpo".

"No estoy seguro de que esto vaya a suceder inevitablemente", afirma otro astrónomo, Stuart Clark, refiriéndose a las máquinas con 'supercerebros' sintéticos. "Pero lo importante es que estamos buscando algo que se parezca un poco a nosotros, lo que limita la investigación. Creo que el SETI tendría que ampliar sus búsquedas", añade Clark, que subraya que la repuesta a la pregunta sobre la existencia de vida extraterrestre podría tener implicaciones muy importantes para toda la humanidad.

RT

Compartir

0 comentarios: