miércoles, 26 de octubre de 2016

Tensión en la OTAN y la UE por los permisos a barcos rusos para repostar en España

Tensión en la OTAN y la UE por los permisos a barcos rusos para repostar en España

Tras las presiones recibidas y el revuelo mediático generado desde ayer, el Gobierno español revisó los permisos concedidos. Finalmente, Rusia ha retirado su solicitud.

El portaaviones ruso Almiral Kuznetsov Oleg LastochkinSputnik

Continúa aumentando la controversia por la escala de los buques militares rusos en el puesto de avituallamiento de Ceuta (España). Todo indica que las presiones políticas y el revuelo mediático está debilitando el criterio español acerca de un procedimiento que se realiza con normalidad desde hace años. El Ministerio de Asuntos Exteriores español estaba "revisando" el permiso concedido hace semanas a una flotilla rusa encabezada por el portaaviones Almiral Kuznetsov para que hiciera escala en Ceuta en su travesía hacia el mar Mediterráneo cuando, a primera hora de la tarde de este miércoles, Rusia ha anunciado la retirada de su solicitud para entrar en ese puerto.

Las declaraciones del secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en las que expresaba su preocupación "por el uso potencial de ese grupo de combate para aumentar los ataques aéreos contra civiles" en Alepo (Siria) parecen haber resultado decisivas para que el Ministerio de Exteriores hispano se replanteara su postura, pues el anuncio de la revisión del permiso tenía lugar solo unas horas después.

Otras declaraciones en el mismo sentido, como el tuit del líder de los liberales del Parlamento europeo, Guy Verhofstadt —"España firmó la declaración de la UE sobre los crímenes de guerra de Rusia en Alepo la semana pasada, hoy ayuda a repostar a la flota en ruta para cometer más atrociadades. ¿En serio?"—, podrían haber contribuido a la presión sobre el Ejecutivo español.
¿Una "injerencia" de la OTAN?

Fuentes de la Cancillería española explicaban este miércoles por la mañana su postura a RT, argumentando que, efectivamente, las escalas de los buques de la Marina rusa en Ceuta se producen desde hace años y se aprueban caso por caso, atendiendo a las características de cada buque, adoptando como criterio básico "la seguridad del entorno, de la población y del puerto". Además, añadían que España extiende estos permisos "con total transparencia hacia la opinión pública y hacia sus socios y aliados".

Respecto a los permisos para la flotilla rusa encabezada por el portaaviones Almiral Kuznetsov en concreto, se limitaban a señalar que los estaban revisando "en función de la información que estamos recibiendo de nuestros aliados y de las propias autoridades rusas". Poco después, las autoridades rusas anunciaron la retirada de la solicitud de entrada en el puerto de Ceuta.

El crucero de batalla de propulsión nuclear ruso Piotr Veliki (Pedro el Grande)Evgeny EwshencoSputnik

El crucero de batalla de propulsión nuclear ruso Piotr Veliki (Pedro el Grande)Evgeny EwshencoSputnik

"Si el Gobierno español tuviera un mínimo de dignidad, los buques rusos estarían mañana en Ceuta". Con esta contundencia explicaba este miércoles su postura a RT Juan Antonio Aguilar, militar español y director del portal Elespiadigital.com, quien estima que "el Gobierno de España está cometiendo un acto infame de sumisión a las directrices de la OTAN" que, en su opinión, suponen "una injerencia absoluta y un desprecio por la soberanía del Estado español".

La flotilla militar rusa liderada el portaaviones Almiral Kuznetsov también incluye el crucero de batalla de propulsión nuclearPiotr Veliki (Pedro el Grande), la fragata antisubmarina Severomorsk y otros cinco buques de la Flota del Norte de Rusia. Tal como informa el diario 'El País', "desde que el pasado 15 de octubre zarpó del puerto de Severomorsk, en el oceano Ártico, la OTAN no ha perdido de vista a la flotilla rusa en su travesía a través del mar de Noruega o el canal de la Mancha.

La agrupación naval aliada SNMG-1, bajo mando de la fragata española Almirante Juan de Borbón, la sigue de cerca y, al aproximarse a las costas españolas, los patrulleros Atalaya y Cazadora se han turnado en su seguimiento. El mismo diario informa que fuentes diplomáticas españolas habían manifestado que los permisos para la escala en Ceuta serían revocados si se confirmase que los buques forman parte de la flotilla que se dirige hacia las costas de Siria.

Finalmente, con la retirada de la solicitud anunciada este mismo miércoles por la tarde por la Embajada rusa, la revisión de los permisos deja de tener objeto.

RT

Compartir

0 comentarios: