martes, 11 de octubre de 2016

Trump declara la guerra a los republicanos y se dice "liberado"

Trump declara la guerra a los republicanos y se dice "liberado"

El candidato presidencial de EE.UU. Donald Trump asegura que ya no debe nada al Partido Republicano, después de que altos cargos le hayan retirado su apoyo.

"Es tan agradable que me han liberado de los grilletes y ahora puedo luchar por Estados Unidos de la forma que yo quiero", ha afirmado el candidato hoy martes, tras la disputa con el líder republicano en el Congreso de la formación conservadora, Paul Ryan, quien rechazó el lunes apoyar su candidatura o hacer campaña con Trump en los próximos 30 días, en respuesta a la última polémica del magnate.

"A pesar de ganar el debate es difícil hacerlo bien cuando Paul Ryan y otros te dan un apoyo nulo", empezó a escribir Trump esta jornada en su cuenta de Twitter, desde donde ha aprovechado para llamar "débil e inefectivo" al líder republicano y asegurar que los demás miembros del partido han protestado por su "deslealtad".

Es tan agradable que me han liberado de los grilletes y ahora puedo luchar por Estados Unidos de la forma que yo quiero", ha afirmado el candidato presidencial estadounidense Donald Trump.

Después de estas palabras, Trump ha advertido de que ya no siente ningún deber respecto al partido, logrando así situarse al borde de la ruptura con la formación, que no había vivido una crisis semejante en la historia reciente.

El magnate incluso se ha quejado de que los demócratas "son más leales" que los militantes de su partido. "Los desleales republicanos son de lejos más difíciles que 'Hillary la deshonesta (adjetivo que suele dar a su rival demócrata, Hillary Clinton)'. Te vienen de todos lados. No saben ganar. Yo les enseñaré", ha enfatizado.

La decisión de Ryan de dejar de hacer campaña por Trump ocurrió después de un fin de semana marcado por la retirada de apoyos republicanos a su propio candidato, sacudidos por el escándalo provocado por la filtración de un vídeo de 2005 en el que Trump hablaba de un modo agresivo y machista sobre las mujeres. El escándalo levantó criticas de todas partes, pero Trump ha asegurado que no renunciará a su candidatura.

A menos de un mes para las elecciones, los tuits de Trump muestran claramente la profunda crisis que hay en el Partido Republicano. Los líderes del partido se encuentran divididos sobre Trump, un candidato impredecible al que no pueden controlar y cuyas propuestas y valores no han estado siempre en concordancia con los que ellos defienden.

hispantv

Compartir

0 comentarios: