domingo, 23 de octubre de 2016

Ucrania se convertirá en el basurero nuclear de EEUU

Ucrania se convertirá en el basurero nuclear de EEUU

Los reactores de las centrales nucleares de Ucrania han dejado de usar combustible proveniente de Rusia para introducir un nuevo carburante producido en EE.UU.

Los centrales nucleares de Ucrania van a utilizar un combustible fabricado por la empresa norteamericana Westinghouse para que los reactores estén en pleno funcionamiento. Por ello, la construcción de la infraestructura necesaria para el embalaje del carburante nuclear gastado hasta el momento ha concluido en Chernóbil, norte de Ucrania, así informó el sábado el ministro ucraniano de Energía y de Minería de carbón, Ihor Nasalyk.

Nasalyk, además anunció que el proyecto de cambio de combustible empezará a funcionar a partir del 2017, y desde ahí en adelante Ucrania podrá almacenar sus propios residuos nucleares, y de esta forma dejar de pagar más de 200 millones de dólares a Rusia por este servicio.

Por lo visto se está preparando la infraestructura para el almacenamiento de residuos extranjeros. En otras palabras, se está hablando de convertir a Ucrania por decisión de su Gobierno actual en un ‘basurero nuclear’”, explicó Vitali Churkin, representante de la Federación rusa ante las Naciones Unidas (ONU).

Así pues, el reemplazo de combustible ruso por el estadounidense está directamente relacionado con la creación de una instalación capaz de almacenar los residuos nucleares, ya que es la única manera en que Washington puede planear el suministro masivo de su carburante a Ucrania sin tener que llevarlo de vuelta a EE.UU. o a Europa, señala el artículo del diario ruso Vzglyad.

“Por lo visto se está preparando la infraestructura para el almacenamiento de residuos extranjeros. En otras palabras, se está hablando de convertir a Ucrania por decisión de su Gobierno actual en un ‘basurero nuclear’”, explicó Vitali Churkin, representante de la Federación rusa ante la Naciones Unidas (ONU).

En esta tesitura cabe recordar que tanto EE.UU. como la Unión Europea (UE) no permiten que en sus territorios se cobije ningún combustible nuclear de terceros países. En ese sentido, se puede subrayar la diferencia que existe con la venta que hasta el momento realizaba Rusia, ya que cuando Moscú vendía carburante para los reactores ucranianos, una vez utilizados, lo almacenaba en territorio ruso.

Los expertos creen que este almacenaje nuclear podría acarrear otra catástrofe medio ambiental como la ocurrida hace 30 años en Chernóbil.

hispantv

Compartir

0 comentarios: