jueves, 13 de octubre de 2016

Un juez imputa a Lula por supuesta recepción de sobornos

Un juez imputa a Lula por supuesta recepción de sobornos

Un juez brasileño aceptó el miércoles la denuncia por corrupción contra Lula da Silva y le abrió un proceso penal por haber recibido sobornos.

Este es el tercer proceso penal abierto contra el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva en la justicia convencional, además de la investigación que sigue el Tribunal Supremo Federal (TSF) por su posible implicación en el caso de corrupción en Petrobras.

En su decisión del miércoles, el magistrado Vallisney de Souza Oliveira, del Tribunal Regional Federal de la Primera Región, aceptó de forma íntegra la denuncia formulada por la Fiscalía la semana pasada. Lula da Silva está acusado de corrupción pasiva, tráfico de influencia, lavado de dinero y asociación ilícita y si fuera condenado por estos cargos, podría enfrentarse a una pena de hasta 30 años de cárcel.

Además de Lula da Silva, otras diez personas fueron acusadas de diferentes cargos de corrupción, entre ellos el empresario Marcelo Odebrecht, expresidente de Odebrecht, la mayor constructora de Brasil, y quien también ha sido condenado por el caso Petrobras.

La denuncia sindica al exmandatario de supuesta interferencia entre 2008 y 2015 en las actividades del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil con el fin de beneficiar a la constructora Odebrecht en la obtención de contratos en Angola. Por su parte, la empresa habría repartido entre los involucrados 30 millones de reales (unos 9,3 millones de dólares) en sobornos.

Sin embargo, Lula da Silva, a través de su página de Facebook, rechazó la misma jornada los cargos y consideró la acusación como parte de “una persecución política”.

Algunos analistas ven que en Brasil se ha generado una campaña contra los líderes izquierdistas del país. En el marco de la cual, además de la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff, se han iniciado acciones judiciales contra Lula da Silva, por acusaciones de corrupción y lavado de dinero en la causa Petrobras.

Lula ha rechazado los cargos de corrupción que se le imputan y, por su parte, Rousseff asegura que las acusaciones contra su antecesor en la Presidencia buscan evitar que pueda presentarse como candidato del Partido de los Trabajadores (PT), en las próximas elecciones presidenciales del año 2018.

hispantv

Compartir

0 comentarios: