jueves, 6 de octubre de 2016

Un niño de 12 años gasta 100.000 euros en YouTube por no entender los "términos y condiciones"

Un niño de 12 años gasta 100.000 euros en YouTube por no entender los "t

El deseo de un menor español por ganar dinero publicitando su canal en la famosa red de videos acabó cuando sus padres recibieron una llamada del banco.

José Javier, un niño español de 12 años que vive con sus padres en la localidad de Torrevieja, provincia de Alicante, se ha convertido sin imaginarlo en la persona más famosa de su escuela. Lo logró, según publica el diario español 'El País', al intentar convertirse en un 'youtuber' y ganar dinero con la publicidad de su canal de videos.

A mediados de agosto, y luego de leer los 'términos y condiciones' en el procedimiento de creación de su canal de YouTube, el niño generó órdenes de inserción de publicidad a través del servicio Google AdWords, creyendo que esto le generaría ganancias por las visitas recibidas. Según su madre, Inma Quesada, su objetivo final era ganar el dinero suficiente para comprar instrumentos para la banda Los Salserosos de la que forma parte. "Aunque a su amigo también le dijo que si se hacían ricos tendría una mansión", asegura Quesada.

El pequeño logró pasar los 'controles' de seguridad de Google al proporcionar datos de la cuenta bancaria que le abrió su familia para sus ahorros. Sin embargo, la cuenta, que inicialmente contaba con unos 2.000 euros de saldo, pronto quedó en blanco y continuaba recibiendo cargos que llegaron a los 19.700 euros. Los padres de José Javier recibieron una llamada del banco y bloquearon inmediatamente la cuenta. A pesar de ello, Google intentó generar un cobro adicional por la suma de 78.000 euros.

La familia contactó a un abogado, pero al parecer el caso no irá a mayores. Google ha anunciado que luego de analizar el caso —y es que un menor de edad no está capacitado para contratar este tipo de servicios—, procederá a cancelar el saldo pendiente de AdWords. Además, los representantes de la empresa aseguraron que no habían recibido dinero por parte del usuario.

Sin lugar a duda, este caso demuestra una vez más la importancia que tiene el estudio minucioso de los términos y las condiciones de los servicios adquiridos por Internet.

RT

Compartir

0 comentarios: