lunes, 17 de octubre de 2016

"Utilizan a personas como carne de cañón": un exmilitante desvela la realidad del Estado Islámico


El yihadista arrepentido, de los Países Bajos, es uno de los 30.000 extranjeros que se unió a grupos terroristas en Siria e Irak entre 2011 y 2015.

A medida que el Estado Islámico pierde sus posiciones en Siria e Irak cada vez más combatientes se decepcionan e intentan desertar de las filas de los yihadistas. Algunos de ellos se encuentran en un campamento de los rebeldes sirios esperando que se defina su suerte.

"No me gustó su estilo de vida. Siempre hay que estar armado", explica Abu Sumail, un holandés que se unió al califato en 2014. "No son gente buena. Utilizan a personas como escudos humanos, como carne de cañón", dijo aBBC.

El exmilitante asegura que la realidad del Estado islámico no tiene nada que ver con lo que él esperaba. "Nostrataban muy mal cuando llegamos al territorio de Estado Islámico. Especialmente porque éramos extranjeros", apunta.

Sumail dice que no comparte las ideas yihadistas: "El Estado Islámico no profesa la religión verdadera, porque mata a gente sin importarle". "Toman el control de tu vida para usarla en cosas muy malas", afirma.

En septiembre de 2015 EE.UU. estimó en 30.000 el número de extranjeros que se habían integrado en grupos yihadistas en Siria y en Irak desde 2011. Bélgica, Francia, Alemania y el Reino Unido son los países que más combatientes 'aportaron' al EI y a grupos aliados como el Frente al Nusra.

RT

Compartir

0 comentarios: