domingo, 2 de octubre de 2016

Vengativa abuela iraquí "decapita y cocina" a miembros de Daesh

Vengativa abuela iraquí "decapita y cocina" a miembros de Daesh

Una abuela iraquí dice ser una amenaza temible para el grupo terrorista Daesh tras haber decapitado y cocinado las cabezas de terroristas para vengar a su familia.

La mujer en cuestión tiene 39 años y se llama Wahida Mohamad. Ella dirige una milicia de 70 hombres en Shirqat, una aldea ubicada a 80 kilómetros al sur de la norteña ciudad de Mosul, considerada bastión capital del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en Irak.

“Luché contra ellos, les he decapitado, he cocinado sus cabezas y he quemado sus cuerpos”, afirmó la comandante miliciana, más conocida como Um Hanadi, en una entrevista publicada el pasado jueves por la cadena televisiva estadounidense CNN.

Luché contra ellos, les he decapitado, he cocinado sus cabezas y he quemado sus cuerpos”, afirmó la comandante miliciana Wahida Mohamad, más conocida como Um Hanadi

Señaló que lucha contra los terroristas para vengar la muerte de su familia. EIIL, sostuvo, mató a su segundo marido a principios del año en curso y, anteriormente, había asesinado a su padre y a tres hermanos, además de sus ovejas y sus aves.

Indicó que ha recibido amenazas de muerte por parte de los responsables deDaesh, “incluido el mismísimo Abu Bakr” al-Baghdadi, el líder de la organización ultrarradical.

Wahida Mohamad, comandante de una milicia en el norte de Irak que lucha contra el EIIL.

Wahida Mohamad, comandante de una milicia en el norte de Irak que lucha contra el EIIL.

“Pero me negué (a abandonar la lucha). Estoy al principio de su lista de los más buscados, incluso más que el primer ministro” del país, Haidar al-Abadi, se jactó.

La mujer, que se considera sí misma como una “ama de casa”, explicó que escapó por poco de la muerte en seis atentados dirigidos contra ella. “Tengo metralla en la cabeza y las piernas y mis costillas rotas”, subrayó, para luego recalcar que ni eso le ha impedido seguir en la lucha.

Um Hanadi alegó haber liderado a sus hombres en varios enfrentamientos contra los terroristas y mencionó que, con su grupo, apoyó a las fuerzas gubernamentales a recuperar recientemente el pueblo de Shirqat.

El comandante de las fuerzas terrestres de la provincia central de Salah al-Din, el general Jamaa Anad, contó al medio estadounidense que habían suministrado a la milicia armas y vehículos militares.

En los últimos meses, Daesh ha sufrido grandes retrocesos en el campo de batalla, siendo el caso más reciente, la recuperación de la estratégica base aérea de Al-Qayyarah, en el sur de Mosul, y la liberación de Faluya, el baluarte más importante del EIIL en la provincia occidental de Al-Anbar y situado a tan solo 60 kilómetros al oeste de Bagdad (capital).

hispantv

Compartir

0 comentarios: