martes, 29 de noviembre de 2016

Después de Siria, Rusia quiere instalar base militar en Libia

Después de Siria, Rusia quiere instalar base militar en Libia

El presidente ruso, Vladimir Putin, pretende construir una base militar para su Ejército en Libia, la cual pasaría a ser la primera de Rusia en África del Norte.

En base a un informe publicado el lunes por el portal israelí DEBKAfile, cercano a la inteligencia militar de este régimen, el mandatario ruso busca crear una segunda base militar mediterránea en la costa libia de Bengasi, que podría operar como gemela de la de Hmeimim, en la ciudad occidental siria de Latakia.

La posibilidad de esta medida gana fuerza tras el viaje el domingo del comandante de las Fuerzas Armadas de Libia, el general Jalifa Belqasim Haftar, a la capital rusa, Moscú, con el objetivo de pedir apoyo militar y armamento para la lucha contra el terrorismo.


El objetivo de hoy es dar una nueva vida a estas relaciones”, afirma el comandante de las Fuerzas Armadas de Libia, el general Jalifa Belqasim Haftar

Según el medio israelí, Moscú ha hallado una oportunidad en este viaje para conseguir su primera base militar en África septentrional, que podría servir a las unidades navales, así como aéreas, de Rusia a tan solo 700 kilómetros del continente europeo.

En una reunión sostenida este martes en la sede del Ministerio ruso de Defensa con el canciller Serguei Lavrov, el general libio ha puesto de manifiesto su esperanza de que "en un futuro próximo logremos eliminar la bacteria del terrorismo".

Al manifestar que su viaje ayudará a dar un nuevo impulso a las relaciones ruso-libias, el militar libio ha insinuado que "el objetivo de hoy es dar una nueva vida a estas relaciones”.

Es la segunda visita que el general libio realiza este año a Rusia, pues en junio pasado se encontró con el ministro ruso de Defensa, Serguei Shoigu, y el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev.


El comandante de las Fuerzas Armadas de Libia, el general Jalifa Belqasim Haftar, abandona el edificio del Ministerio ruso de Exteriores tras una reunión con el canciller de Rusia, Serguei Lavrov, 29 de noviembre de 2016.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y una guerra sin cuartel, desde que una intervención orquestada por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Libia provocara, en 2011, la caída del régimen de Muamar Gadafi y dejara un gran vacío de poder.

De todos modos, a finales de marzo comenzó a funcionar un Gobierno de Unidad Nacional encabezado por Fayez al-Sarraj y formado bajo la égida de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en un intento por poner fin a la dualidad de poderes y ayudar a hallar una salida a la peor crisis de seguridad que sufre el país árabe.

hispantv

Compartir

0 comentarios: