sábado, 5 de noviembre de 2016

Ecuador acusa a ONU y CIDH de manipular DDHH con fines políticos

Ecuador acusa a ONU y CIDH de manipular DDHH con fines políticos

Ecuador niega controlar la prensa y acusa a las Relatorías de la CIDH y la ONU de ‎manipular los DDHH con fines políticos.‎

La Cancillería ecuatoriana, a través de un comunicado, rechazó el viernes las afirmaciones hechas la víspera por el relator especial de Naciones Unidas, David Kaye, y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Edison Lanza, en las que acusan al Gobierno de Rafael Correa de "intervenir de manera indebida en el contenido de los medios de comunicación" recurriendo a la Ley Orgánica de Comunicaciones que entró en vigor en 2013.

El Ministerio de Exteriores de Ecuador reiteró el “profundo compromiso” del país con los derechos humanos y el respeto al derecho a la comunicación, pese a las acusaciones vertidas por ambas Relatorías en informes que se sustentan en una información plagada de imprecisiones, sesgos y argumentos faltantes a la verdad.

(…) "a pesar de haber proporcionado siempre a estas Relatorías toda la información sobre el respeto del derecho a la comunicación" que existe en Ecuador "se insiste en manipular los procedimientos de derechos humanos con fines políticos", dice el Gobierno ecuatoriano, refiriéndose a las acusaciones del relator especial de Naciones Unidas, David Kaye, y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Edison Lanza.

Quito, según el Gobierno ecuatoriano, sigue lamentando que, "a pesar de haber proporcionado siempre a estas Relatorías toda la información sobre el respeto del derecho a la comunicación" que existe en Ecuador "se insiste en manipular los procedimientos de derechos humanos con fines políticos".

La Cartera tildó de "lamentable" que dichas Relatorías repitan "los mismos puntos y en el mismo lenguaje de los últimos informes de la CIDH" y agregó que dicho posicionamiento aumenta el descrédito de esas instancias y afecta la protección real de los mismos derechos humanos.

Señaló, asimismo, que la Relatoría Especial para la libertad de expresión de la CIDH elabora sus informes a partir de la información de Fundamedios, organización abiertamente contraria al Gobierno y que comparte “importantes fuentes privadas de financiamiento con la Relatoría, lo que le resta toda objetividad e imparcialidad a sus informes”.

Por otra parte, aduce que gran parte del financiamiento de la Relatoría no proviene del fondo regular de la Organización de Estados Americanos (OEA), sino de contribuyentes especiales de EE.UU., y eso incluye el salario del propio relator.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha condenado insistentemente las posiciones de la CIDH, abogando por impulsar la creación de una organización latinoamericana de derechos humanos que se distancie de los “patrones tutores” dictados por Washington.

hispantv

Compartir

0 comentarios: