jueves, 24 de noviembre de 2016

EEUU asegura a bancos brasileños que pueden trabajar con Irán

EEUU asegura a bancos brasileños que pueden trabajar con Irán

El Departamento del Tesoro de EE.UU. aseguró a los bancos brasileños que pueden financiar el comercio con Irán sin temor a las sanciones de Washington.

A pesar de que los embargos a entidades no estadounidenses que negociaban con empresas iraníes se levantaron en enero pasado con la implementación del acuerdo nuclear entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), los bancos brasileños seguían preocupados por que aun pudieran sufrir repercusiones, dijo el miércoles Rodrigo de Azeredo Santos, el principal diplomático para el comercio de Brasil.

"Temían que los bancos estadounidenses y europeos pudieran reaccionar cancelando sus líneas de crédito", señaló el funcionario brasileño, citado por Reuters.

Temían que los bancos estadounidenses y europeos pudieran reaccionar cancelando sus líneas de crédito", dijo Rodrigo de Azeredo Santos, el principal diplomático para el comercio de Brasil.

Asimismo, explicó que ese temor persistía hasta que la semana pasada los funcionarios de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento estadounidense del Tesoro aseguraron a los ejecutivos de los principales bancos de Brasil que podrían hacer negocios con bancos iraníes, siempre y cuando las transacciones no pasen por el sistema bancario estadounidense y no impliquen a las entidades sancionadas.

"El potencial para el comercio con Irán es grande, pero necesitamos el compromiso de los bancos comerciales privados de Brasil, y estaban muy preocupados", señaló Azeredo.

El funcionario señaló, además, que el anuncio del Departamento del Tesoro puede incrementar hasta 5000 millones de dólares en los próximos años el volumen del comercio entre Irán y Brasil, que se situó en 1600 millones de dólares en el año 2015.

Embraer, la compañía brasileña aeronáutica, y Marcopolo S.A., una de las mayores fabricantes mundiales de autobuses con sede en Brasil, son dos de las firmas del gigante suramericano que están muy interesadas en entrar en el gran mercado iraní.

La tranquilidad ha llegado en un momento en el que el electo presidente estadounidense, el republicano Donald Trump, se prepara para tomar el control de la Casa Blanca. El magnate es uno de los principales opositores al pacto nuclear iraní y durante su campaña electoral ha prometido renegociar o incluso romper el convenio si llega al poder.

Negociado entre Irán y el Grupo 5+1, el acuerdo fue ratificado también, en julio de 2015, por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU). Los socios de EE.UU. en el Sexteto han asegurado que tienen la intención de honrar el acuerdo, y que Washington sería aislado si se retira o debilita el pacto.

Frente a las amenazas del futuro inquilino de la Casa Blanca Irán no se ha quedado de manos cruzadas. La República Islámica ha advertido a Washington de que las opciones de Teherán en caso de violación del pacto son ilimitadas.

hispantv

Compartir

0 comentarios: